Indagan a la abogada que presenció el crimen narco

Bajo la sospecha de que pudo haber actuado como entregadora en el doble crimen de un ciudadano mexicano y su hijo colombiano.
Avatar del

MDZ

1/2
Indagan a la abogada que presenció el crimen narco(publicada por La Nación)

Indagan a la abogada que presenció el crimen narco | publicada por La Nación

Indagan a la abogada que presenció el crimen narco(publicada por La Nación)

Indagan a la abogada que presenció el crimen narco | publicada por La Nación

La abogada que fue detenida bajo la sospecha de que pudo haber actuado como entregadora en el doble crimen de un ciudadano mexicano y su hijo colombiano, asesinados el lunes en el barrio porteño de Belgrano en una supuesta venganza narco, será indagada hoy por el juez de la causa, informaron fuentes judiciales.

Julieta Estefanía Bonanno (29) será trasladada desde los calabozos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal -donde fue alojada tras su detención-, hasta el juzgado federal de Campana, ubicado en la calle 25 de Mayo 483 de esa ciudad bonaerense.

Según las fuentes, luego del mediodía Bonanno será indagada por el juez federal Adrián González Charvay, por el doble homicidio del mexicano Rodrigo Alexander Naged Ramírez (59) y su hijo colombiano John Naged (30).

El magistrado federal de Campana asumió la instrucción de este doble crimen cometido en Capital Federal ante la vinculación que puede tener con "Bobinas Blancas", la causa en la que el mismo juez el año pasado desbarató a una banda -entre ellos detuvo a Naged Ramírez-, y secuestró dos toneladas de cocaína en Bahía Blanca y Mendoza que tenían como destino Canadá y Europa.

Fuentes policiales indicaron a Télam que en el allanamiento realizado en la casa de la abogada Bonanno, en la calle Esperanza al 1700 de Ituzaingó, se secuestraron nueve teléfonos celulares, blísters de tarjetas SIM, tres discos rígidos, seis pendrives, tres notebooks, una tablet y dos GPS.

Los detectives de la División Investigación de Delitos Violentos (ex Homicidios) de la Policía Federal también encontraron 4.000 dólares, 30.000 pesos, 500 pesos mexicanos, 387 reales, 50 gramos de cogollos de marihuana y siete cajas con distintos expedientes judiciales.

Los investigadores también detectaron que dos meses después del operativo "Bobinas Blancas", la abogada Bonanno voló a la ciudad mexicana de Cancún en un viaje que se extendió entre el 21 de agosto y el 2 de septiembre del año pasado.

"Estamos investigando el motivo de ese viaje y si existieron otras visitas a México. Si tiene relación con los narcos mexicanos que ella defendía y con lo que sucedió ahora en Belgrano", dijo a Télam una fuente de la investigación.

Naged Ramírez y su hijo fueron asesinados el lunes por la noche en el departamento 10mo. "D" de la avenida Cabildo 2659 que alquilaban, luego de una supuesta reunión que tuvieron allí con Bonanno.

El mexicano estuvo preso por la causa "Bobinas Blancas" hasta el 15 de marzo pasado, cuando la justicia ordenó su libertad y se analizaba si estaba en capacidad de seguir el proceso por las secuelas que dejó en el imputado un ACV que sufrió cuando estuvo detenido en el penal de Ezeiza.

Bonanno fue detenida ayer a la madrugada a raíz de las contradicciones en su declaración y tras analizar una serie de videos, entre ellos el de la entrada al edificio de la avenida Cabildo.

En esa filmación se observa que la letrada llegó a la puerta del edificio y tocó timbre a las 21.40 y pocos segundos después se acerca el presunto sicario vestido con un jean y un buzo con capucha y se ubica detrás de ella.

El hijo de Naged demoró tres minutos en bajar a abrir la puerta y cuando abrió este hombre pidió permiso para pasar porque dijo que era un vecino que había olvidado sus llaves.

A los investigadores les llamó la atención que mientras esperaba en la puerta, la abogada en ningún momento giró su vista para ver al hombre que tenía detrás suyo, como si supiera que estaba allí.

La abogada le dijo a la Policía de la Ciudad que permaneció reunida con Naged Ramírez y su hijo y cuando le abrieron la puerta para que se retire, apareció el sicario en el palier, quien los amenazó con un arma y los obligó a ingresar al departamento.

Luego, el sicario la obligó a maniatar a las víctimas y la encerró a ella en el lavadero, tras lo cual asesinó al mexicano y a su hijo de un balazo calibre 9 milímetros cada uno en la cabeza.

En la escena del crimen, la policía secuestró tres vainas servidas y un cuchillo ensangrentado.

Fue la propia abogada quien, con sus gritos, alertó a los vecinos y llamó al 911 desde el teléfono fijo del departamento.

Los pesquisas siempre dudaron del relato de la letrada, ya que no se explican por qué motivo un asesino a sueldo dejó viva a una testigo que puede llegar a identificarlo, cuando fue a cometer un crimen de este tipo.

Ante todas estas sospechas y luego del análisis de los videos, el juez González Charvay ordenó la detención de la abogada.

La letrada tiene causas abiertas en el Departamento Judicial de Morón, donde fue denunciada por venta de influencias, oferta de contactos judiciales y libertades que no fueron tales a cambio de dinero.

Télam