Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

El agente resistió a balazos el robo de su auto en Buenos Aires. El ladrón usaba un revólver de juguete, por lo que lo acusan de "homicidio en exceso de legítima defensa."
Avatar del

MDZ, Dinero

1/3
Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Imputan a policía que mató al ladrón que lo asaltó

Un oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) mató a balazos a un adolescente de 16 años que, junto a otros dos cómplices y con un arma de juguete, pretendió robarle el auto en el que llegaba junto a su novia a su casa de la localidad bonaerense de Monte Grande, informaron fuentes judiciales.

Se trata del oficial subayudante de la PSA Matías Arrúa (25), quien quedó detenido e imputado del delito de "homicidio cometido en exceso de legítima defensa".

Fuentes policiales precisaron que el hecho se registró en las últimas horas en la calle Mariano Acosta al 300 de esa localidad del partido de Esteban Echeverría, en el sur del conurbano bonaerense, cuando Arrúa se hallaba junto a su novia, de 28 años y también miembro de la misma fuerza de seguridad, a bordo de un auto Volskwagen Gol.

El agente de la PSA quedó detenido e imputado del delito de "homicidio cometido en exceso de legítima defensa". 

Según los investigadores, la pareja estaba llegando a su domicilio y en ese momento fue sorprendida por tres asaltantes, uno de los cuales portaba un arma, que pretendieron robarles el vehículo.

Los ladrones amenazaron a ambos y se apoderaron de los efectos personales del hombre y de las llaves del auto, al cual se subieron con intenciones de escapar.

Sin embargo, en ese momento, el oficial de la PSA ingresó al garaje de su casa, se apoderó de la pistola marca Beretta calibre 9 milímetros reglamentaria de su novia, y pretendió resistir el asalto.

Según las fuentes policiales, en ese momento comenzó a disparar contra el auto y mató a uno de los ladrones, cuyo cadáver quedó dentro del auto Gol de las víctimas del asalto, mientras que los otros dos lograron escapar a la carrera.

Los médicos que llegaron al lugar pocos minutos después constataron que el adolescente fallecido presentaba cuatro heridas de arma de fuego, con orificios de entrada y salida en la costilla dorsal izquierda, brazo izquierdo, oreja izquierda y hombro derecho.

Los investigadores aseguraron que tanto el oficial de la PSA como su novia, quienes se hallaban vestidos de civil y se encontraban franco de servicio, no sufrieron heridas ni lesiones en el hecho.

Además, se determinó que el vehículo Volskwagen Gol presentaba ocho orificios de arma de fuego, siete de ellos en la puerta del conductor (cinco en la ventana y dos en panel de la puerta) y uno en parte central de panel de la puerta del acompañante.

Los pesquisas establecieron que Arrúa utilizó la pistola de su novia ya que él debía dejar el arma provista por la fuerza de seguridad cuando abandonaba el Aeropuerto de Ezeiza donde presta servicio, mientras que ella tenía una portación extendida.

Sobre el asiento del conductor, la policía secuestró una pistola de juguete, con la cual se presume que los delincuentes amenazaron al oficial de la PSA.

El hecho es investigado por personal de la comisaría 1a. de Esteban Echeverría, que trabaja bajo las órdenes de la Unidad Funcional de Instrucción 4 descentralizada de Esteban Echeverría, especializada en delitos de violencia institucional, a cargo del fiscal Fernando Semisa.

Fuentes judiciales explicaron a Télam que los investigadores trataban de determinar esta tarde si se cometieron irregularidades por parte de efectivos de la PSA y de la Policía bonaerense para modificar la escena del homicidio.