Habló Nahir desde la cárcel: "No tengo novio y no sé quién es ese chico"

Nahir Galarza rompió el silencio y habló desde la Unidad Penal de Mujeres N° 6 de Paraná, lugar en el que cumple su condena a prisión perpetua por asesinar a Fernando Pastorizzo el 29 de diciembre pasado en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. A casi un año del crimen, Galarza desmintió estar saliendo con Matías Caudana, un joven de 20 años que está siendo juzgado por narcotráfico.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Habló Nahir desde la cárcel: "No tengo novio y no sé quién es ese chico"

"No tengo novio ni conozco a ese chico. Inventan tantas cosas que necesitaría un día entero para desmentirlas". Nahir Galarza rompió el silencio y habló desde la Unidad Penal de Mujeres N° 6 de Paraná, lugar en el que cumple su condena a prisión perpetua por asesinar a Fernando Pastorizzo el 29 de diciembre pasado en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

A casi un año del crimen, Galarza desmintió estar saliendo con Matías Caudana, un joven de 20 años que está siendo juzgado por narcotráfico.

El comentario de Nahir surge luego de que el abogado de Caudana, Augusto Lafferriere, hiciera un pedido para que su defendido se encontrara con Galarza. "La conoció cuando visitó a su abuela detenida en el mismo penal que Nahir y siguieron comunicándose. Su idea es profundizar la relación", dijo Lafferriere.

"Nunca hablé con él, no sé quién es", aseguró Galarza al respecto, en diálogo con Infobae. Hace unos días le había dicho al mismo medio que no descartaba la posibilidad de enamorarse “por primera vez”.

contenidos/2018/11/28/noticia_0019.html

Durante la entrevista, Galarza aseguró que siempre va a sentir dolor por lo ocurrido. "Me siento mal porque ese día que busco olvidar terminó muriendo una persona joven. Ese peso lo llevaré toda mi vida. Ya hice el duelo que tenía que hacer", señaló.

Sobre el juicio y su cobertura en los medios, Nahir contó: "Me sentía observada todo el tiempo. Hasta un muñeco mío hicieron. Reviví todo, con todo me refiero del hecho para atrás y hasta ese día, lo que me acordaba. Declaré en el juicio porque lo tenía que hacer, dar una explicación, me pareció que tenía que desprenderme de todo eso”.

Y agregó: “Fue muy difícil porque no soy de contar mis cosas. Cuando terminé de declarar salí y fui a ver a mis padres, lloré lo que tenía que llorar y ya está, dije, nunca más me quiero acordar esto, y me desprendí, no quiero volver al pasado. Todo lo que debía decir de ese día lo dije en el juicio. No quiero volver a hablar de este tema, además no quiero ser malinterpretada. Ya fui juzgada y condenada".

Además, la joven se mostró decepcionada por su círculo íntimo. “Me di cuenta de que en realidad de todas las amigas que tenía me quedó sólo una, que sigue llamando, pregunta cómo estoy, me viene a visitar”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?