Habeas corpus de Gustavo Seré: “Tengo miedo”

El empresario, quien estuvo detenido más de un año por un homicidio que no cometió, dijo que sospecha que lo siguen e investigan “desde las sombras”. También exigió una disculpa pública del padre del chico asesinado, quien lo escrachó por asesino y narco injustamente. "Una disculpa pública y retractación me puede hace reflexionar sobre no accionar contra usted", remarcó.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Habeas corpus de Gustavo Seré: “Tengo miedo”

El empresario Gustavo Seré, quien estuvo más de un año preso por el crimen de Emir Cuattoni siendo que era inocente, adelantó que acudirá a la Justicia federal por protección, ya que siente que lo persiguen “desde las sombras”.

“Desde que salí de la cárcel autos raros sin patente siguen mis pasos adonde voy . Si te pueden plantar pruebas, si se te pueden meter en tu intimidad impunemente, si te pueden dañar en la opinión pública tirando pescado podrido, no me queda otra que acudir a las autoridades federales con un habeas corpus, que es una herramienta legal para protegerme y proteger a los abogados que me asesoran y representan”, expresó en un comunicado que hizo público.

contenidos/2018/11/01/noticia_0128.html

En el texto exige además a Marcelo Cuattoni, padre de Emir, una disculpa pública y retractación por haber empapelado su vecindario acusándolo de asesino y narcotraficante. De lo contrario, dijo, iniciará acciones legales por manchar su nombre.

Seré interpeló además al gobernador Alfredo Cornejo y le preguntó si, luego de lo que pasó con su caso, confía “plenamente en su equipo de inteligencia criminal”. “¿No era más inteligente decir en su momento que no sabían quién era el asesino de Emir y no inventarse cualquier perejil para calmar a la opinión pública y proteger del escarnio a algún joven funcionario que se estrenaba en su cargo?”, le cuestionó.

contenidos/2018/11/14/noticia_0064.html

El texto que difundió Gustavo Seré:

Al Sr. Marcelo Cuattoni le digo: una disculpa pública y retractación me puede hace reflexionar sobre no accionar contra usted , quien vino a mi empresa y empapeló el vecindario acusándome de asesino y narcotraficante. No se es menos hombre o menos mujer por reconocer los errores y pedir disculpas. Es un gesto de humanidad. Ya hacen dos meses que salí de la cárcel. En su momento entiendo que no pudieran hacerlo por el impacto emocional. Pero ya está bien. No los voy a esperar mucho más . Sean humildes y reconozcan su error y colaboren con la Justicia diciendo quién los indujo a error.

Al Sr. gobernador Alfredo Cornejo le digo: ¿usted confía plenamente en su equipo de inteligencia criminal? ¿Cree que estos funcionarios de inteligencia son inteligentes? ¿ No era más inteligente decir en su momento que no sabían quién era el asesino de Emir y no inventarse cualquier perejil para calmar a la opinión pública y proteger del escarnio a algún joven funcionario que se estrenaba en su cargo ? Todos sabemos ahora que no solo balearon a un niño por la espalda un domingo cualquiera en el parque Benegas de Godoy Cruz. También sabemos que montaron un perejil. Señor gobernador Cornejo: hoy la gente no se chupa el dedo, no subestimemos a la ciudadanía. Revise la actuación de sus funcionarios.

Habeas corpus

Tengo miedo de ser injustamente encarcelado nuevamente . Sospecho que me están pinchando el teléfono a mí y a mis abogados. Desde que salí de la cárcel autos raros sin patente siguen mis pasos adonde voy . Si te pueden plantar pruebas, si se te pueden meter en tu intimidad impunemente, si te pueden dañar en la opinión pública tirando pescado podrido, no me queda otra que acudir a las autoridades federales con un habeas corpus, que es una herramienta legal para protegerme y proteger a los abogados que me asesoran y representan.
Algunos me dicen que estoy paranoico... no lo sé. Tengo fundadas razones para tener miedo de que me o nos inventen cualquier cosa, porque si ya me pasó una vez no puedo descartar que nos pase de nuevo.
A los periodistas les pido estén muy atentos al pescado podrido, a las fake news, al direccionamiento de la información. Estén muy atentos.

Conclusión
No sé bien a quién me enfrento ni qué intereses están amenazados con mis declaraciones pero les digo que voy hasta el final por la verdad, la reparación y la justicia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?