Estafaba haciendo el "cuento del tío" con el cambio

Fue detenido hoy en Godoy Cruz un hombre que por su reiterado modus operandi era investigado desde hace tiempo.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
1

1

0

0

Personal de esta División Delitos Económicos realizó hoy un allanamiento en Amengual 1175 de Godoy Cruz que culminó con la detención de Juan S. (62), a quien se lo acusa de una serie de estafas en diferentes comercios. 

La modalidad que desarrollada es conocida en el ambiente delictivo, justamente por su modus operandi: entablar una agradable conversación con los empleados o encargados de un determinado local comercial y en un momento, ofrecer cambio que tendría en su negocio.

Con este ardid, lograba que una persona lo acompañara para que entregarle ese cambio que nunca existía y en el camino utilizaba otra maniobra para quedarse con el dinero y escapar.

Para graficar de alguna manera su itinerario, se pueden citar algunas denuncias:

- 15/7/2017. En el bufet del Circulo Policial, luego de engañar a la encargada de nombre Gabriela Caprioglio, le birló $1.000. El ardid fue hacerse pasar por un empresario de una estación de servicios cercana y ofrecerle cambio. Cuando un empleado del bufet lo acompañó, le cambió el engaño para poder hacerse del dinero y cuando este último llego a la estación, quien debía entregarle el cambio, no existía. Antes se había quedado con el importe que llevaba el empleado para cambiar.

- 7/12/2017. Estafó a María Mallea, empleado del comercio Maxi Mall urbana, a quien con el mismo engaño, le ofreció cambio, logrando hacerse de $10.000.

-25/4/2018. Engañó a Alejo López, empleado de una heladería de Luján de Cuyo. En este caso se quedó con $600. Como era de esperar, el argumento era el mismo.

-1/8/2018. En un comercio del complejo comercial que se ubica en el ingreso al Barrio Dalvian, fingiendo ser un empresario que necesitaba una reserva en un local de comidas, pudo llevarse, con el mismo cuento, $10.000. La víctima fue Daniela Abraham.

-2/8/2018. Luego de fingir una amistad con el dueño de un comercio de comidas árabes, pudo llevarse unos $2.000. Cuando los empleados y el mismo dueño advirtieron la situación, ya era tarde. Se había esfumado.

La medida de aprehensión y allanamiento llegó luego que toda esta información pudiera ser reunida en la Unidad Fiscal de Delitos Económicos, pudiendo apreciar la situación en un todo.

El autor quedó alojado en los calabozos de la Comisaría 27ª a la espera que el doctor Hernán Ríos resuelva su situación. Su panorama es por demás complicado debido a sus antecedentes ya que en el 2001 purgó una condena de 5 años.