Encuentran muerto a un niño desaparecido en enero

El niño, que vestía ropa deportiva color azul, de cabello negro y tez trigueña, fue encontrado muerto dentro de una bolsa por un gendarme que recorría la zona. Detuvieron a la madre.
Avatar del

Télam

1/2
Encuentran muerto a un niño desaparecido en enero(Cronica)

Encuentran muerto a un niño desaparecido en enero | Cronica

Encuentran muerto a un niño desaparecido en enero(Cronica)

Encuentran muerto a un niño desaparecido en enero | Cronica

El niño que había sido encontrado asesinado en enero último dentro de una bolsa de plástico en un parque infantil de la ciudad jujeña de La Quiaca fue identificado hoy y su madre quedó detenida como principal sospechosa de haber cometido el crimen.

>

Fuentes de la investigación informaron a Télam que la víctima se llamaba Juan José Mamani Ajnota (8), cuyo cadáver fue hallado el 21 de enero en la zona norte de la mencionada localidad, en la frontera con Bolivia.

Efectivos de la División Homicidios de Jujuy, de la Policía Federal y de la Interpol determinaron que la madre del niño, identificada como Saturnina Ajnota Artiaga (35), de nacionalidad boliviana, vivía en el barrio porteño de Villa Lugano junto a sus otros dos hijos y su esposo.

Según las fuentes, la principal hipótesis es que la acusada había viajado a su país junto con el niño para visitar a sus familiares que residen en La Paz.

>

De acuerdo a los voceros consultados, los informes de migraciones señalaron que el 5 de enero se registró el paso de la víctima a Bolivia acompañado por su madre y que volvieron a ingresar a nuestro país el 20 de ese mismo mes. 

Al parecer, Ajnota Artiaga se enojó con el chico por haberse portado mal y porque no quiso quedarse en la capital boliviana, por lo que lo estranguló. 

Tras dejar el cuerpo en el lugar donde fue encontrado, la mujer regresó a la Capital Federal, donde a su esposo le dijo que su hijo se había quedado en Bolivia por problemas de salud, agregaron las fuentes.

El fiscal jujeño del caso, Aldo Lozano, averiguó el domicilio de la imputada y la citó a declarar, por lo que el padre de Juan José y su esposa concurrieron a La Quiaca.

Allí, la mujer declaró ante el representante del Ministerio Público, quien notó varias contradicciones en sus dichos.

Ante esa situación, ordenó la aprehensión de la sospechosa por el delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ensañamiento".

El hallazgo del cadáver se registró el martes 21 de enero en el parque infantil 23 de Agosto, en la zona norte de La Quiaca, en la frontera con la ciudad boliviana de Vilazón.

El niño, que vestía ropa deportiva color azul, de cabello negro y tez trigueña, fue encontrado muerto dentro de una bolsa por un gendarme que recorría la zona.