Sociedad En primera persona

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia

El chileno Rodrigo Reveco, creador de la cápsula Fénix que permitió el rescate de los 33 mineros, fue parte del equipo que planificó el operativo en Tailandia. Contó a MDZ cuáles fueron las claves del salvataje.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/3
En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia(DPA)

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia | DPA

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia(DPA)

En primera persona: así fue el osado plan de rescate de los niños de Tailandia | DPA

El rescate de los 12 niños que habían quedado atrapados en una cueva de Tailandia mantuvo en vilo a todo el mundo. El operativo de rescate fue una osadía que involucró a los principales especialistas en el tema. Entre ellos estuvo el chileno Rodrigo Reveco, quien se había hecho famoso por diseñar la cápsula Fénix con la que rescataron a los 33 mineros de la mina San José, en Copiapó.

Reveco habló en el programa "Uno nunca sabe", por MDZ Radio, y relató cómo fue el operativo y las claves para que resultara exitoso. "Se dio el aviso temprano, que es muy importante. El 22 de junio yo estaba en Estambul y me contacta gente de la empresa con la que habíamos trabajado. Me transmite la información y de inmediato se montó el operativo internacional. Hubo muchas ideas, muchas informaciones importantes y aportes", explicó Reveco, que es parte de una élite de rescatistas que, cuando hay una emergencia, se ponen en contacto de manera casi automática.

Escuchá la entrevista completa

"Los espeleólogos y los buzos tácticos trabajaron junto con una cantidad de gente enorme, con ingenieros, equipos de elite, geólogos, socorristas. Ha sido muy complejo, pero la fortaleza y la unidad, sin importar el país, el credo o la ideología", detalló el especialista.

>

Sobre el operativo de rescate, Reveco explicó que había en marcha varios planes de contingencias y varias alternativas. "Se colocaron mangueras de alta presión minera, se aplicaron muchas técnicas. Había puestos de vigía y medidas de seguridad. Todos reclamaban por qué nos demoramos tanto entre uno y otro rescate. Hay que comprender que no es tan fácil", aseguró.

Una de las claves fue instruir a los niños para que bucearan y siguieran las explicaciones, sin que hayan tenido experiencia. Según Reveco, su condición es una fortaleza. "Los niños son fáciles de inducir. Se hizo todo de una manera muy lúdica, se aplicó psicología de la emergencia y se usaron artefactos de última generación. Tienen 12 años y usaron un traje que puede usar un buzo luego de 20 años de experiencia", explicó.

El operativo se diagramó paso a paso. Primero los chicos salieron de la caverna, fueron a un puesto médico avanzado y se le tomaron muestras para evaluar su salud. De ahí eran clínicamente estabilizados. "Se les colocó suero, algún antibiótico, se planificó su adaptación a la luz, se hizo un planeamiento para poner luces de a poco como cuando se sale de una caverna. De ahí un traslado hasta el hospital a través de un helicóptero. Se trabajó a mucha conciencia", finalizó.