Empleados de la Dinaf junto a AMPROS se manifestaron por Luciana

Pararon la OAL y la DINAF en señal de protesta por la detención de 6 funcionarios de la Dinaf por el caso de Luciana. Afirman que la responsabilidad la tiene el Estado que no les garantiza condiciones laborales ni personal para atender a las más de 27.000 familias en riesgo que existen en la provincia.
Avatar del

MDZ

1/4
Empleados de la Dinaf  junto a AMPROS se manifestaron por Luciana(Nacho Gaffuri / MDZ)

Empleados de la Dinaf junto a AMPROS se manifestaron por Luciana | Nacho Gaffuri / MDZ

Empleados de la Dinaf  junto a AMPROS se manifestaron por Luciana(Nacho Gaffuri / MDZ)

Empleados de la Dinaf junto a AMPROS se manifestaron por Luciana | Nacho Gaffuri / MDZ

Empleados de la Dinaf  junto a AMPROS se manifestaron por Luciana(Nacho Gaffuri / MDZ)

Empleados de la Dinaf junto a AMPROS se manifestaron por Luciana | Nacho Gaffuri / MDZ

Empleados de la Dinaf  junto a AMPROS se manifestaron por Luciana(Nacho Gaffuri / MDZ)

Empleados de la Dinaf junto a AMPROS se manifestaron por Luciana | Nacho Gaffuri / MDZ

Los empleados y funcionarios de la DINAF, junto a AMPROS se manifestaron en calle Montevideo y 25 de Mayo y llegaron hasta la puerta del organismo, para reclamar por mejoras de las condiciones laborales. Afirman que casos como el de Luciana Rodríguez -la pequeña de 3 años asesinada a golpes- suceden por la falta de personal, y recursos para atender a los niños y a sus familias en situaciones de maltrato.

Los trabajadores exigen que se impute a los funcionarios responsables de la DINAF por el Abandono de la niñez, y que no se culpe a los trabajadores de cargos inferiores que "hacen lo humanamente posible para atender bien a la gente, aunque no cuentan con los recursos".

La secretaria gremial de AMPROS, por la OAL, dijo que están "preocupados por la situación del OAL y la DINAF, porque el ejecutivo ha fracasado y las consecuencias son para nosotros".

Iturbe indicó que el motivo que los movilizó a realizar el paro de hoy en los dos organismos -la OAL y la DINAF- es la "detención de 6 personas -funcionarios- de la Dinaf por el caso de Luciana, que ahora tienen libertad condicional y tienen que firmar salidas y entrada a diario como si fueran delincuentes"

Cuando, según la mujer, ellos venían informando irregularidades desde el 2008
, tanto al entonces ministro de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Guillermo Elizalde.

Van a haber más Lucianas, porque los trabajadores no dan abasto. Iturbe

Igualmente, la doctora Gladys Velázquez, secretaria gremial de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), explicó que en 2013 se atendieron 27.000 familias en riesgo por sólo 60 operadores profesionales en toda la provincia.

Al mismo tiempo, la profesional indicó que se "intervino en situación de maltrato y abuso de niños, sin los recursos materiales para hacerlo -además de los humanos, sin acompañamiento de los efectores de Educación, Salud, ni responsables del sistema-, por lo que los pocos profesionales que tiene el organismo debieron, y aún lo hacen, utilizar sus vehículos particulares para llegar a las familias en situación de crisis, y trabajar horas extras que nunca se les reconocen".

Por lo que como medida de fuerza, Ampros le solicitó a los trabajadores que no atiendan, y que todo lo que se tenga que firmar sea firmado por los funcionarios. "Queremos que la gente se de cuenta de que la culpa no la tienen los trabajadores, son las condiciones en las que los obligan a trabajar. Los llaman por teléfono y tienen que salir a un lugar sin tener movilidad, no tienen custodia policial, estos riesgos son permanentes, y nunca se les brinda lo quer realmente reclaman".

"Quien se tiene que hacer responsable de esto es el gobierno, los reclamos al ministro Elizalde fueron muchos", aseguró Velázquez.

La situción en las residencias para menores

La doctora Velázquez, se refirió, además a los lugares en los que se interna a los menores:

"Casa cuna por ejemplo, alberga pequeños desde recién nacidos hasta 14 años, sin divisiones, y yo me pregunto, qué situación pasan esos niños".

La doctora explicó que "hay poca gente cuidando lo que pasa entre los más pequeños y los más grandes, por lo que seguramente, los menores tienen vivencias que despés mnifiestan en la calle".

Velázquez entiende que "no solo es el que está en situación de calle -el niño- que no está siendo bien atendido, sino los que están iternados".

"Esperemos que no haya otra Luciana entre los internados tampoco", alertó.

Igualmente, la Licenciada Natalia Pelayes, quien trabaja en las residencias alternativas de la DINAF, comentó que la situación es la misma en ese organismo ya que no se está respetando la ley 26.061 que protege los derechos de los niños.

Según la profesional, las condiciones de trabajo son muy precarias "sólo cuentan con 40 profesionales para toda el área, dos computadoras, y de el resto del personal, una gran parte ha estado preso o consumen drogas, además desaparecen a diario expedientes de internación".

Círculo vicioso

Una trabajadora de la DINAF que prefirió no dar su nombre, comentó que el organismo se encarga de la atención integral del niño y no solamente el servicio de protección de derechos, que son los que atienden las denuncias.

Según la mujer, se da un circuito en la atención de los menores que no son contenidos, por el exceso de población en los hogares, y por lo tanto "por la política de querer internar menos chicos, los pequeños vuelven a la calle y después regresan al sistema cuando ocurre algo malo con ellos".