El papá de la joven herida pide que "alguien se haga responsable"

Humberto Guardia insistió en que quiere "saber qué pasó" para que la adolescente de 15 años sufriera una fractura de cráneo en el interior del boliche Ku de esa ciudad.
Avatar del

MDZ

1/2
El papá de la joven herida pide que "alguien se haga responsable"

El papá de la joven herida pide que "alguien se haga responsable"

El papá de la joven herida pide que "alguien se haga responsable"

El papá de la joven herida pide que "alguien se haga responsable"

El papá de Paula Guardia Bourdin, la adolescente de 15 años que sufrió fractura de cráneo en el interior del boliche Ku de Pinamar, afirmó este lunes que quiere "saber la verdad" y que "alguien se haga responsable" por las lesiones de su hija.

"Me da bronca porque nosotros cuidamos a nuestros chicos y vigilamos que estén bien, y cuando pasan estas cosas uno piensa que hay gente que de manera irresponsable pone en riesgo su vida", remarcó.

Humberto Guardia insistió en que quiere "saber qué pasó esa noche" porque "la verdad cura, sana y resuelve estas cosas" y subrayó que "hay que tener un criterio de responsabilidad para con la vida de los chicos, que son más indefensos y tienen menos recursos".

"Dio la casualidad que mi hija es deportista y tiene muy buen estado físico, por lo que pudo aguantar el efecto latigazo del golpe y no tiene problemas en la columna ni se le torció la cabeza para atrás", detalló y exigió que "los dueños del boliche expliquen cuál es la verdad exactamente".

La adolescente se encuentra internada en terapia intensiva en la Clínica de la Providencia y es la hija de la periodista y abogada María Bourdin, vocera del ministro de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti y directora del Centro de Información Judicial (CIJ).

"Paula está bien, pero no se acuerda de muchas cosas; hay períodos de esa noche que no recuerda ni tampoco cosas de días anteriores. Esto es un proceso progresivo en el cual va a ir mejorando, lo más importante es que salió de la zona crítica y que sabemos que va a estar bien", precisó su papá.

En tanto, el propietario del boliche "Ku" de Pinamar y su abogado calificaron hoy como "un infortunio" el episodio y aseguraron que siguen trabajando porque están en "condiciones de regularidad".

"Esto fue un infortunio, ante el infortunio damos la cara, nos solidarizamos con la familia. Queremos que (la joven) se reponga prontamente y que se sepa la causa que produjo la lesión para que no vuelva a ocurrir nunca más", aseguró el abogado Federico Fourquet en diálogo con la prensa.

Además, el letrado negó que algún desprendimiento de las instalaciones haya sido lo que golpeó a la adolescente en la cabeza.

"Si fuera así hoy estaría clausurado y el boliche trabajó el viernes, sábado y anoche domingo, lo cual acredita que estamos en condiciones de regularidad", dijo.

"El boliche cuenta con habilitaciones de bomberos, de Municipalidad del área de fiscalización y ante el requerimiento judicial, no encontraron nada", agregó.

Por su parte, el propietario del lugar, Gustavo Palmer, explicó que no pudo ser un desprendimiento de mampostería lo que causó el hecho porque "el techo es chapa galvanizada ignífuga y no hay mampostería".

Palmer afirmó que se pone "a disposición de la familia para que la joven se reponga de la mejor manera y lo más rápido posible", pero aclaró que "en 25 años de trayectoria fue la primera instancia donde hubo un problema" en su local, "que es una de las principales discotecas de la Argentina".

El propietario de Ku, además, justificó la presencia de la menor de edad en un horario -3.30 de la madrugada-, vedado para ellos según la ley de nocturnidad, por las inclemencias del tiempo.

"Ese día hubo una tormenta y una sudestada con vientos de 120 kilómetros por hora, por lo cual se cayeron dos carteles de enfrente. De 1.30 a 3 no llueve, a las 3.10 empieza a llover y toda la gente se vino a amontonar. Nosotros pedimos documentos a todos a través de la empresa de seguridad", pero "entre ese tumulto capaz que obviamente se pasó la persona", dijo.