Sociedad El sistema se llama GEM

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

A fin de mes o comienzos del próximo, miles de padres de escuelas públicas y privadas recibirán por primera vez un correo de la DGE con las notas que sacaron los chicos en el primer semestre. Una decena de jóvenes preparan este salto.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/7
Más de 35.000 padres ya recibieron correos con la asistencia de sus hijos.(Ulises Naranjo.)

Más de 35.000 padres ya recibieron correos con la asistencia de sus hijos. | Ulises Naranjo.

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación(MDZ)

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación | MDZ

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación(MDZ)

El mail que podría iniciar un cambio de era en la educación | MDZ

La sencilla aparición de un mail en la casilla de correo podría reflejar nada menos que un cambio de era en la relación entre el Gobierno Escolar y las familias de los chicos que van a la escuela en Mendoza.

Está por ocurrir. Antes de las vacaciones de invierno, según prometen en la DGE, miles de padres van a recibir por mail el boletín con las notas de los alumnos de primaria y secundaria en este primer semestre.

La acción mostrará algo más que la tan promocionada "despapelización" del Estado. Será un gesto inédito de Estado presente, con iniciativa para ir en busca de las familias y comunicar resultados, sean buenos o malos. Lo han dicho hasta el hartazgo los especialistas: no hay mejora educativa posible si los padres no se comprometen con el rendimiento de sus hijos.

El fenómeno puede ser conocido para los papás cuyos hijos van a colegios privados. Entre otras herramientas, algunos de ellos utilizan sistemas informáticos de seguimiento y gestión que permiten conocer on line qué hacen los chicos en la escuela. Pero la escuela pública, en una de las tantas grietas que existen, hasta ahora se encontraba ajena.

El Gobierno actual dice estar dispuesto a empezar a achicar esas diferencias entre lo privado y lo público con el sistema de Gestión Educativa Mendoza (GEM). Su desarrollo por ahora es apenas embrionario. Una vieja oficina de cómputos a la que antes iban a parar los empleados públicos "castigados" está ocupada por una decena de jóvenes que, por el contrario, concentran la atención de las autoridades políticas.

Son dos analistas, siete programadores y un administrador de base de datos. Ellos son el GEM. Se tienen que ocupar de atender a un público de dimensiones abrumadoras: 500.000 chicos que estudian en escuelas primarias y secundarias de Mendoza.

Los jóvenes del GEM se encuentran extrañamente marcados por la tragedia. Hace poco más de un mes, Viviana Le Donne, quien dirigía el equipo, se murió de un infarto en el propio lugar de trabajo. Hasta el director general de Escuelas Jaime Correas le escribió una sentida carta de despedida a quien era la directora de Tecnologías de la Información, por su empeño en el trabajo.

La coordinadora del GEM es ahora Claudia Federici, una mujer de 31 años. Quizás algunos padres atentos ya hayan notado que este programa existe, pues el GEM ha remitido, según detalla Federici, un total de 36.759 mails con el detalle de asistencias e inasistencias de los alumnos al colegio en los últimos meses.

Es un buen arranque y genera sorpresa. Aunque todavía el reporte llega bastante atrasado y está lejos de abarcar a un universo de padres muy relevante. Es un obstáculo común para el Estado: Federici dice que el atraso se debe a que muchas escuelas todavía no han cerrado las planillas de asistencia en el sistema informático.

De hecho, en el GEM constan las direcciones de mails de 93.000 padres o tutores, y algunas de ellas sirven para enviar la información de más de un alumno. Las escuelas deben remitir al programa los correos. El número refleja también cuántos padres van a recibir el boletín de notas de sus hijos entre fines de este mes y comienzos de julio.

En la vieja oficina de informática que se ha transformado en otra cosa tienen la intención de no depender exclusivamente de la burocracia de los colegios. "La idea es que el padre se registre directamente en el portal del GEM para que les llegue la información", afirma Federici. Para eso hay que ingresar a la dirección https://dti.mendoza.edu.ar/gem/portal y seguir los pasos de "logueo" que allí se indican.

En el GEM sugieren esta vía, que va a permitir el acceso directo de los padres a las notas de proceso de cada chico, entre otros datos. "No podemos enviarles un mail por semana, porque va a parecer un spam", explica Federici.

La coordinadora del GEM tiene muchas expectativas. "El sistema va a ir avanzando, la idea es que después pueda contar con datos del alumnos tales como el abono, si va a un comedor, el programa social que recibe y distintos tipos de certificaciones que se digitalicen", sostiene. Hay que decir que el sistema también es utilizado por los docentes, quienes por ejemplo hoy pueden obtener el bono de sueldo en forma electrónica.

Lo más importante es que hay plata para mejorarlo. En marzo pasado, la delegación japonesa que participó de las actividades del BID dejó en Mendoza un "regalito" de 700.000 dólares para el desarrollo de programas informáticos de la DGE. Son más de 20 millones de pesos, al cambio actual.

Según explicó el subsecretario de administración de la DGE, Gabriel Sciola, la plata ya llegó a Mendoza, aunque falta cumplimentar algunos trámites ante el BID para poder utilizarla.

De los 700.000 dólares, 300.000 se van a usar para la creación de dos plataformas educativas virtuales, una de matemática para la primaria y la otra de inglés para la secundaria.

Los otros 400.000 serán para potenciar el GEM. Los funcionarios dicen que comprar servidores nuevos. Pero hacen falta programadores y analistas que se sumen a los 10 que trabajan hoy. "Los vamos a contratar", prometen en la DGE.