El límite con Bolivia se corrió 30 km y desalojan familias salteñas

Las familias salteñas están siendo intimadas por las autoridades bolivianas a desalojar zonas de pastoreo.
Avatar del

NA

1/2
El límite con Bolivia se corrió 30 km y desalojan familias salteñas

El límite con Bolivia se corrió 30 km y desalojan familias salteñas

El límite con Bolivia se corrió 30 km y desalojan familias salteñas

El límite con Bolivia se corrió 30 km y desalojan familias salteñas

Más de 50 familias salteñas que residen en el denominado Valle del Silencio fueron intimadas a abandonar el lugar por las autoridades de Bolivia, luego de que el límite con Argentina fuese modificado en unos 30 kilómetros.

Según publicó el diario El Tribuno, el conflicto se suscita en el departamento Santa Victoria Oeste,

Si bien la intimación recayó sobre 17 familias, el desplazamiento al sur de la frontera entre Bolivia y Argentina afecta a más de 50 familias y constituye la pérdida de por lo menos 600 kilómetros cuadrados de territorio nacional.

Los primeros que se percataron de esto fueron los pobladores del paraje Abra de San Cruz.

Sucedió que con la modificación del límite fronterizo, el hito que estaba 32 kilómetros al norte, ahora quedó a solo 2 km de la escuela de ese paraje.

La modificación de la frontera se firmó el pasado mes de noviembre, y los campesinos del lugar que crían sus animales y cultivan algunos productos en la zona, fueron intimados por las autoridades bolivianas para definir su situación de ciudadanía.

De esta manera debían optar "por la condición de ser bolivianos o debían retirarse del territorio", dijo uno de los vecinos.

Los vecinos les reclaman una solución a las autoridades municipales, provinciales y nacionales, dado que ese territorio es utilizado históricamente por familias de campesinos argentinos.

Las autoridades bolivianas van un poco más avanzadas, dado que están a punto de terminar una ruta que comunica a Tarija con la región utilizando mano de obra argentina, indicó el diario.

Los que recibieron el impacto fueron los docentes de la escuela Nº 4.260 "Frontera Argentina", del paraje Abra de Santa Cruz, que en el 2012 contaba con un plantel docente de 9 trabajadores y casi 190 alumnos.

El año pasado quedaron 7 docentes para 140 alumnos y para el presente ciclo lectivo solo quedan 4 maestras sin que se conozca todavía el número de matriculados, explicó el matutino salteño.

La escuela del Valle del Silencio funciona con paneles solares, sin agua potable y sin gas natural, y las maestras deben pagar 65 pesos por una garrafa.