Sociedad Ocurrió en San Rafael

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado

Mariano Encinas fue imputado por "homicidio culposo agravado por la fuga". El testimonio de un taxista y el estudio toxicológico complicaron aún más su situación judicial.
Avatar del

MDZ Policiales

1/4
Mariano Encinas (26) es parte del plantel profesional de Huracán de San Rafael.

Mariano Encinas (26) es parte del plantel profesional de Huracán de San Rafael.

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado(Diario San Rafael)

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado | Diario San Rafael

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado(Diario San Rafael)

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado | Diario San Rafael

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado

El futbolista que atropelló y huyó, cada vez más complicado

El futbolista Mariano Encinas, quien el sábado a la madrugada atropelló y mató a una mujer en San Rafael, se encuentra cada vez más complicado. El testimonio de un taxista y los estudios toxicológicos que le realizaron minutos después del accidente agravaron de manera considerable su situación.

En declaraciones a Diario San Rafael y FM Vos (91.5), el taxista Pablo Del Pozzi fue contundente respecto a la conducta de Encinas. "Yo estaba detenido en el semáforo de Granaderos y General Paz, cuando por el espejo retrovisor advierto que a toda velocidad se acercaba un vehículo, sobre el mismo carril que el mío y que me eludió en los últimos metros para después cruzar en rojo. Cuando avancé, sorprendido por lo ocurrido, seguí por Granaderos y observé cómo el auto que me había pasado atropelló a una moto, cuya conductora quedó tendida en el piso. En ese momento encontré a otro taxista y al percatarme que el conductor del Gol no frenó, decidí seguirlo", recordó Del Pozzi. 

El taxista contó que Encinas "continuó a toda marcha por Telles Meneses y dobló a la derecha por Paula Albarracín de Sarmiento. Se adelantó unas dos cuadras y lo perdí de vista, hasta que observé que había girado por Los Abetos. Pude alcanzarlo en la esquina con calle Alemania, donde vive. Ahí me bajé y le recriminé lo que había hecho. En ese momento supe que estaba alcoholizado porque no coordinaba sus palabras. Primero negaba haber atropellado a la mujer, pero después lo admitió".

Para destacar todavía más la heroica actitud de Del Pozzi, éste contó que "tomé mi teléfono para llamar al 911 y cuando el conductor del Gol se percató que estaba hablando con la Policía, intentó hacer marcha atrás para volver a irse pero puse el taxi detrás del Gol e impedí que se fugara nuevamente hasta que llegaron los efectivos y lo detuvieron".

Tras haber posibilitado la detención de Encinas, Pablo Del Pozzi regresó hasta el lugar del hecho, donde encontró un panorama desolador, ya que se había confirmado la muerte de Marcela Quiroga, la motociclista de 46 años que Encinas había atropellado antes de emprender su huida. 

Encinas, muy complicado

La fiscal Andrea Rossi imputó a Encinas por "homicidio culposo agravado por la fuga" y dispuso que continúe detenido, por lo menos hasta la audiencia de prisión preventiva, en la que un juez de Garantías deberá resolver sobre la continuidad de esa medida restrictiva de libertad y si Encinas la cumple en la cárcel o en su domicilio. Ayer se dispuso el traslado del futbolista a la penitenciaría de la avenida Mitre. 

Lo que más complica a Encinas es que no hay dudas sobre su conducta evasiva, ya que intentó escapar tras atropellar a Quiroga y un taxista lo persiguió y lo obligó a entregarse. Además, el estudio toxicológico arrojó que tenía 1,45 mg de alcohol por litro de sangre, casi el triple del máximo permitido.