Él era el golpeado, pero terminó preso por "violencia de género"

Un insólito caso afecta a un policía que discutió por la cena con su esposa y fue golpeado por ella, según consta en las denuncias.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Él era el golpeado, pero terminó preso por "violencia de género"(MDZ)

Él era el golpeado, pero terminó preso por "violencia de género" | MDZ

Él era el golpeado, pero terminó preso por "violencia de género"(MDZ)

Él era el golpeado, pero terminó preso por "violencia de género" | MDZ

 Un oficial principal de la Policía de Mendoza llegó a su casa, se sintió descompuesto y se negó a comer los huevos fritos que su esposa le ofrecía. Ésta lo golpeó hasta más no poder y, enojada por el desplante, llamó a la policía, sabiendo que su marido estaba a punto de ascender a subcomisario. Fue detenido. Su mujer quedó en libertad.

Mientras permaneció en la Comisaría 35 a la espera de resolución, sus padres fueron a buscar una frazada al domicilio conyugal y fueron golpeados por la mujer, situación que quedó también denunciada.

Mientras se averiguaban las instancias de la causa, se pensó en derivarlo al hospital neuropsiquiátrico El Sauce, pero repentinamente, la fiscalía de Violencia de Género decidió el traslado de la víctima en condición, ahora, de "victimario" al penal de Boulogne Sur Mer, mientras dure el proceso. Calificó la causa como "lesiones leves dolosas calificadas por el vínculo y por mediar violencia de género".

El insólito caso se suma a la polémica en torno a cómo la Justicia mendocina determina el tratamiento de las denuncias de "violencia de género" y, en el caso particular de Garañiz, promete más polémica.