El dueño de Golden Fest acordó una pena de 4 años de prisión

Adrián Guirín asumirá la responsabilidad por los delitos que le atribuyen en un juicio abreviado. Está detenido en el penal de Boulogne Sur Mer hace más de un año, por lo cual podría recuperar la libertad en 2019.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
El dueño de Golden Fest acordó una pena de 4 años de prisión(Pachy Reynoso / MDZ)

El dueño de Golden Fest acordó una pena de 4 años de prisión | Pachy Reynoso / MDZ

El dueño de Golden Fest acordó una pena de 4 años de prisión(Facebook)

El dueño de Golden Fest acordó una pena de 4 años de prisión | Facebook

El empresario estafador Adrián Guirín (33), dueño de la empresa de eventos Golden Fest, acordó una pena de 4 años de prisión efectiva en un juicio abreviado que comenzó ayer en Tribunales. Las víctimas de Guirín son más de 90, por lo cual se espera que el juicio se prolongue por varios días a pesar de que la pena ya ha sido acordada.

>

Guirín fue denunciado entre diciembre de 2016 e inicios de 2017 en casi un centenar de casos por estafas en la realización de fiestas y eventos. El caso estalló en redes sociales y el acusado está preso en el penal de Boulogne Sur Mer desde hace más de un año. En enero accedió al beneficio de prisión domiciliaria y luego se lo revocaron.

El delito de estafas contempla una pena de hasta 6 años de prisión, pero Guirín acordó una pena de cuatro años de prisión efectiva, asumiendo su responsabilidad en los delitos que le atribuyen en un juicio abreviado.

Guirín había accedido al beneficio de prisión domiciliaria en enero tras pagar una fianza. Sin embargo, se le revocó este beneficio porque la pericia psicológica le dio negativa. Los peritos determinaron que Guirín es manipulador y que era poco probable que se sujetara a proceso. De hecho, el acusado estuvo prófugo varios días tras ser denunciado y tuvo que montarse un operativo especial para detenerlo, ya que se encontraba escondido en una finca de El Carrizal.

>

Fueron más de 90 las denuncias que recibió en su contra Guirín, tras el primer caso que se viralizó en diciembre de 2016, cuando el padre de una joven lo escrachó por redes sociales ante el incumplimiento de la fiesta de cumpleaños de 15 de su hija.

Además del centenar de familias que estafó en Mendoza, Guirín cometió delitos similares hace unos cuatro años en Neuquén. En esa provincia estaba al frente de la empresa Valentina Eventos y se cree que son cerca de 75 las familias que estafó.

El modus operandi de Guirín consistía en ganarse la confianza de sus víctimas para hacerse con sus ahorros y luego no cumplir en la celebración de los eventos prometidos. Los montos que estafó van desde los $2.000 hasta los $350.000 y hasta se creó una página en Facebook de "Estafados por Golden Fest Eventos".