Sociedad Tragedia en la Ruta 7 mendocina

El día después: dolor, dudas y cuestionamientos

Si bien el accidente que derivó en tragedia fue extremadamente extraño y doloroso, mientras se comienza a esclarecer el hecho en sí, con una versión aportada por la Policía de Mendoza y con otra, por la empresa brasilera dueña del camión, el caso tiende a centrarse no tanto en el accidente en sí, sino más bien en todo la situación que llevó al mismo.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
El día después: dolor, dudas y cuestionamientos(Alf Ponce / MDZ)

El día después: dolor, dudas y cuestionamientos | Alf Ponce / MDZ

El día después: dolor, dudas y cuestionamientos(Alf Ponce / MDZ)

El día después: dolor, dudas y cuestionamientos | Alf Ponce / MDZ

La primera reacción del gobierno de Paco Pérez ante el gravísimo accidente del viernes por la tarde en la Ruta 7, a la altura de San Martín, fue pasar a disponibilidad a nueve policías. ¿Qué tenían que ver ellos con la tragedia? En que fueron la cara visible de algo que los mismos lectores de MDZ denunciaron a lo largo de hoy en el espacio de comentarios: falta de respuesta ante las denuncias del 911 y en comisarías -aunque en el último caso, en los hechos, la responsabilidad también es compartida por los auxiliares de Justicia, que toman las denuncias en las oficinas fiscales.

Ayer fue el momento del dolor, la confusión y de los terribles testimonios. Cuesta imaginar que de un momento a otro, cualquier mendocino que circula por una de las mejores autopistas del país pudiera ser víctima de una situación como la que se vivió ayer, o bien, como muchos lo hicieron ayer por la tarde, que detenga la marcha de su vehículo para ser testigo directo de algo que jamás en su vida imaginó observar.

El día después, este sábado, llegó la reacción política por la mañana cuando se anunció que los primeros en pagar los platos rotos sería la policía, hecho que se concretó luego con el anunció del ministro de Seguridad, Leonardo Comparatore.

Pero mientras los medios mendocinos y del país seguían la evolución de los acontecimientos, al parecer el anuncio quedó reducido por la trascendencia a nivel nacional que tuvo el hecho que derivó en el pase a disponibilidad de los nueve uniformados, es decir, la falta de respuesta a las denuncias hechas al 911.

Más que hablarse de la gravedad del accidente, que marcó un hito trágico en la historia mendocina, lo que más pesa ahora es la falta de respuesta a la siguiente pregunta: ¿cómo hizo el camionero, identificado por sus propios ex jefes como Genesio Mariano, de 35 años, para hacer más de 20 kilómetros a más de 100 kilómetros por hora a contramano por la vía del Acceso Este que conecta el este con el oeste?

Esa distancia recorrida fue la mitad que hay entre la ciudad de Mendoza y el lugar del accidente, que es llegando a la altura del autódromo Jorge Ángel Pena, de San Martín. Resultaría extraño en el futuro, en una charla de amigos, decir que alguna vez en Mendoza alguien se animó a meterse de contramano en la autopista y andar “a mil” durante 20 kilómetros.

Hugo Fiorens es conocido por su lucha contra los accidentes viales. Desde la asociación Voluntarios en Red no sólo es conocido por los informes sobre estadísticas de siniestros viales, sino también por sus aportes e iniciativas. Resulta que el 10 de junio de 2013, en la Legislatura de Mendoza (según contó él a MDZ), reclamó un plan para que a los camioneros se le exigiera el mismo tipo de descanso que a los choferes de colectivos. En esa ocasión argumentó que los conductores de camiones procedentes de Paraguay y Brasil, sobre todo, algunas veces consumen estupefacientes para mantenerse despiertos la exigente carga horaria que llevan.

Por temor a una réplica y posterior conflicto con el gremio de camioneros, la sugerencia de Fiorens en ese entonces fue desestimada por las autoridades de Seguridad Vial y Gendarmería. Entre otras cosas pedía más puestos de control en el Acceso Este. Y la dejaron pasar, claro está , porque jamás alguien imaginó que la peor de las pesadillas que puede haber en el volante, que dos vehículos pesados choquen de frente y a velocidad extrema- se concretara en un escenario imposible de imaginar, como lo fue el Acceso Este.

Quizás hayan sistemas basados en cámaras que alerten casos como éste, o bien, que el mecanismo para filtrar denuncias sea lo más eficaz para que los hechos que merecen rápida intervención tengan respuesta inmediata -hay que tener en cuenta que gran parte de las denuncias al 911 son falsas, por lo que dificulta la labor policial para estos casos-, como también que haya eficacia y profesionalismo a la hora de registrar denuncias en las oficinas fiscales instaladas en las comisarías; en fin, en esto radica hoy la mayor queja de los mendocinos.

De hecho que uno de los comentaristas de MDZ, en forma irónica, dejó el siguiente comentario, que recuerda a un viejo eslogan de una campaña vial hecha en la Provincia:

“Si se puede evitar, no es un accidente”.

No se pudo evitar. Y el accidente podría ser la mayor tragedia vial de la historia de Mendoza.

Mientras, la empresa de transporte ACM envió una comitiva a Mendoza para analizar el caso y trae su versión del hecho: Genesio fue asaltado y posiblemente en el momento del impacto iba a acompañado, y también que el camión no excedió el límite de velocidad máxima. Tendrá que corroborar con lo que sostiene Seguridad, en que sólo se halló el cadáver (calcinado) de una persona, para ser identificado en forma rápida tendrá que venir a la provincia algún familiar de conductor del vehículo brasilero, o bien, esperar a los resultados de un examen ADN. Y también, seguramente, empezar a analizar algún tipo de indemnización que seguramente habrá para este caso.