Sociedad El cordobés está internado en grave estado

El "ángel" que salvó a Tomás tras la paliza del mendocino

Una joven chilena salvó al cordobés de ahogarse con su propia sangre tras la golpiza del abogado en Punta del Este.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
El "ángel" que salvó a Tomás tras la paliza del mendocino

El "ángel" que salvó a Tomás tras la paliza del mendocino

El "ángel" que salvó a Tomás tras la paliza del mendocino

El "ángel" que salvó a Tomás tras la paliza del mendocino

"Encontramos al chico semiinconsciente en el suelo y lo pusimos de lado porque se ahogaba con su propia sangre", dijo hoy a la agencia estatal Télam Camila Glaverie, una mujer que asistió el pasado lunes a Tomás Lacase, el argentino de 19 años internado en Punta del Este por una golpiza que le causó 30 fracturas en la cara y el cráneo.

Cristian Claveria (40) y Camila (30) habían llegado el domingo a Uruguay desde la ciudad de Rinconada, Chile, y volvían a su hotel luego de una salida nocturna cuando, cerca de las 7, vieron "un tumulto" a una cuadra de distancia.

 "Encontramos al chico semiinconsciente en el suelo y lo pusimos de lado porque se ahogaba con su propia sangre".  

"No llegamos a ver quién golpeó a quién. Vimos un tumulto de gente a la distancia y cuando llegamos al lugar lo encontramos al chico (Tomás) tirado en el suelo, semiinconsciente", afirmó Claveria a Télam.

Al ver la situación, ambos lo ayudaron: ella puso a Lacase de costado "para que no se ahogara con su propia sangre" y él lo inmovilizó hasta la llegada de la ambulancia.

"A pesar de no estar del todo consciente tenía el acto reflejo de levantarse, por eso es que intenté mantenerlo quieto en el suelo a la espera de que llegara la ambulancia", recordó Claveria, según quien su esposa "estaba muy preocupada porque el chico pudiera seguir respirando".

Según contó, fue la policía la que llamó a la ambulancia, que demoró "entre 15 y 20 minutos en llegar".

Esta tarde, la pareja se reunió con los familiares del joven agredido, quienes les agradecieron "por haberle salvado la vida".

"La verdad es que situaciones como ésta son las últimas que se esperan cuando uno viene de vacaciones a descansar, pero no se le puede dar la espalda a alguien cuando hay que ayudar", concluyó el turista chileno.

"Se sacó la campera, le limpió la sangre de la cara y lo acomodó. Así evitó que se ahogara con su propia sangre. De hecho, sus problemas respiratorios se originaron por la sangre que alcanzó a tragar; es un ángel", dijo Julián Baldunciel, tío materno del cordobés, al diario La Nación.

En tanto, Tomás permanece internado con pronóstico de gravedad en una clínica privada ya que sufrió serios golpes en la cabeza.

Al cruce del padre del imputado

El padre del abogado mendocino imputado salió a defender a su hijo al asegurar que golpeó a Tomás en defensa de su hermana porque el cordobés la había "manoseado".

Baldunciel negó que su sobrino y los otros chicos cordobeses hayan iniciado el incidente y acusó al abogado mendocino por la golpiza.

Alcanoni permanece en libertad, aunque imputado por "lesiones graves intencionales".