"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar

Es uno de los espacios culturales más emblemáticos de Mendoza y la sacrificada apuesta de una familia por sostener nuestra identidad. Sin embargo, la burocracia tributaria está matando este espacio de lo sagrado.
Avatar del

Ulises Naranjo

1/11
"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar(Pachy Reynoso/MDZ)

"El Retortuño", templo de la cultura, a punto de cerrar | Pachy Reynoso/MDZ

La gente de la cultura -los artistas y también los consumidores de cultura- sabe lo importante que es "El Retortuño", por la carga simbólica que viene asumiendo desde hace 27 años. Ahora, este emblemático espacio de la Pocha Toriano, el Alberto Hertlein y su familia está a punto de cerrar, ahogado por las presiones tributarias que soporta, siendo que ‘apenas' abre sus puertas dos veces a la semana.

Hace unos días, una nota de la familia publicada en Facebook puso a todo el mundo en alerta: así, se conoció de qué modo la comuna de Guaymallén venía dándoles la espalda y buena parte de la comunidad cultural y de los clientes, decidieron iniciar una campaña que ha sorprendido a extraños y también a propios.

Pocha Toriano y Alberto Hertlein, hacedores de nuestra cultura

La deuda que arrastra el lugar no es significativamente grande, podríamos pensar, inicialmente; pero "El Retortuño" es un espacio sostenido por la jubilación de Pocha y el sueldo de Alberto, desde hace mucho, desde siempre. La Municipalidad de Guaymallén los persigue por una deuda acumulada de $90.000, por un lado, y, por otro, la actual gestión de Marcelino Iglesias les ha negado cualquier contacto, aunque tal vez ahora que se armó revuelo, los reciban.

En tanto, la gestión de Alfredo Cornejo, a través de la Secretaría de Cultura que conduce Diego Gareca, ha salido a buscar un subsidio para conseguir que este espacio referencial de la cultura de los mendocinos no desaparezca.

>

"Esto va más allá de la deuda, porque la comuna lo que hace es desconocer la naturaleza de este lugar. Hemos pedido reuniones y dejado cartas para encontrar una solución y no hemos obtenido respuesta alguna. Ahora, hay mucho revuelo e interpretaciones muy dispares. Nosotros queremos dejar en claro que no tenemos una intencionalidad política por desfavorecer a nadie. Nuestro problema, de hecho, es de larga data", aclara Pocha Toriano, el alma madre del sagrado "El Retortuño".

Mientras tanto, se juntan firmas y testimonios, los artistas se ofrecen -como siempre- para tocar gratis y hasta referentes políticos de diversos partidos muestran intenciones de ayuda. "Aquí el asunto no es tocar gratis ni soluciones mágicas. Hay que encontrar una solución de fondo para un espacio que sólo funciona dos veces por semana y que lleva 27 años estando disponible para distintos eventos culturales", sigue Pocha.

Al haber comida disponible esos días (y no cualquier comida, sino comida típicamente mendocina, al igual que los shows), la comuna cobra un derecho de comercio que se les hace imposible pagar. El lugar, de este modo, termina estando de pie, gracias a los escasos ingresos -uno por jubilación, otro por un sueldo de coreuta- de sus dueños.

"Lo paradójico es que estamos al día con Ingresos Brutos y que aquí, los que vienen lo saben, todos se se van con su factura, incluyendo amigos. ¿Cuántos restaurantes hacen esto?", pregunta, al viento, la propietaria.

"Otro tema particular es Sadaic, que vienen, te cobran y después no tenemos registro en blanco disponible de esos cobros. O no hay planillas o no las muestran y la verdad es que, después, los autores después no reciben nada de esa plata. Es una aberración", refiere.

El tema, a todas luces, es encontrar una solución de fondo que, incluso, gambetee las lecturas políticas de ocasión, pues "El Retortuño" ha tenido estos inconvenientes, prácticamente, desde siempre. Hay un clave para espacios como éste, que son muy escasos: los impuestos son muy altos y el trabajo efectivo, muy breve; en el caso de este centro cultural, dos días a la semana.

"Somos una familia que apostó por la cultura mendocina y en esto queremos seguir. Por aquí, han pasado cientos de artistas, tenemos dos nombramientos de Interés Cultural y siempre lo ofrecemos para actividades culturales. Nos es lo más justo que debamos sostenerlos con nuestros escasos ingresos personales", cierra Toriano.

Ulises Naranjo