Sociedad Al borde del escándalo

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

Un inmigrante colombiano confesó en la televisión chilena que mató a más de cinco personas. Era uno de los elegidos para reunirse con el Papa y las autoridades no conocían sus antecedentes. Fue sacado de la lista.
Avatar del

Edu Gajardo

1/4
El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

El Papa se iba a reunir con un sicario y no lo sabía

Una noticia que pudo tener alcances mayores se conoció esta noche en Chile, justo a 24 horas de la llegada del papa Francisco a Chile. Es que una de las personas que se iba a reunir con el pontífice confesó que era sicario, que mató a más de cinco personas y nadie lo sabía.

En la edición de esta noche del noticiero 24 Horas de la Televisión Nacional de Chile, un inmigrante colombiano elegido para reunirse con Francisco en el Hogar de Cristo, en la capital chilena, la tarde-noche del martes, confesó en un reportaje que llegó al vecino país escapando de la violencia en Cali, donde fue sicario y mató a más de cinco personas.

Allá, trabajaba para una persona que trabajaba para un cartel, la que en varias oportunidades le pidió matar personas.

"Una vez maté a una persona. Yo andaba armado siempre, entonces cuando llegué la hora, fui, lo enfrenté y lo hice. Desenfundé y disparé dos veces", fue parte de su testimonio.

La cuestión es que nadie de la organización, ni de los organismos de seguridad del Vaticano y de Chile sabía que uno de los 28 elegidos tenía antecedentes de asesinato. En el canal trasandino intentaron ratificar los dichos del entrevistado, pero sólo encontraron que era sospechoso en una investigación de asesinato en Cali, pero no tenía antecedentes ni ordenes de detención pendiente.

Desde la organización del evento dijeron desconocer los antecedentes de la personas en cuestión y que sólo sabían que era un inmigrante que escapaba de la violencia en Colombia. Tanto así, que esta persona no tuvo problemas para obtener residencia en Chile, ya que no tenía ningún antecedente.

En Chile aseguraron que se cumplieron todos los protocolos que tiene el Vaticano y los organismos de seguridad. Ahora este inmigrante fue retirado de la lista y se iniciará la investigación para saber si lo que dijo en su confesión televisiva es real o no.