Sociedad Fue abusada por dos policías

El Estado deberá pagarle $500.000 a una travesti abusada por policías

La joven fue violada cuando tenía sólo 17 años de edad. Los agentes fueron condenados por el hecho y el Estado deberá responder civilmente.
Avatar del

Kevin Maroto

1/2
El Estado deberá pagarle $500.000 a una travesti abusada por policías(Alf Ponce / MDZ)

El Estado deberá pagarle $500.000 a una travesti abusada por policías | Alf Ponce / MDZ

El Estado deberá pagarle $500.000 a una travesti abusada por policías(Alf Ponce / MDZ)

El Estado deberá pagarle $500.000 a una travesti abusada por policías | Alf Ponce / MDZ

El Gobierno de la Provincia de Mendoza deberá pagarle $500.000 en concepto de daño moral a una travesti que fue abusada por dos agentes policiales cuando tenía 17 años, en enero de 2011. Así lo dispuso el 16° Juzgado Civil tras analizar las particularidades del caso.

El día 18 de enero de 2011, a las 3 de la mañana, los efectivos Osvaldo Palorma Palma y José Greco Romano se encontraban patrullando en la esquina de Ituzaingó y Buenos Aires de Ciudad. Allí obligaron a la víctima, Jasmin Belén (en aquel momento tenía identidad masculina y se llamaba Frank Jon), a subir al móvil aduciendo que debía ser trasladada a la comisaría por no tener DNI. Fue entonces cuando los agentes se dirigieron a los galpones que se encuentran en las inmediaciones del Parque Central y abusaron sexualmente de la joven, con acceso carnal y en forma ultrajante, según se desprende de su testimonio.

Los agentes fueron condenados por abuso sexual con acceso carnal a 8 años de prisión y la sentencia fue confirmada por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. A partir de esto, Jasmin presentó una demanda por daños y perjuicios contra el Estado provincial en la que pide una indemnización de $500.000 en concepto de daño moral. En la demanda señala que la violación perpetrada por los efectivos "afectó su vida en todos sus ámbitos de relación", destacando que en aquel momento "era menor de edad, fue abusada en reiteradas oportunidades y sintió temor por su vida e integridad personal".

La sentencia indica que el Estado deberá responder civilmente por el accionar de los dos agentes de las fuerzas de seguridad pública en el cumplimiento de sus funciones, ya que está probado que abusaron de la joven a partir de que  fueron condenados y la sentencia fue confirmada por el máximo tribunal. 

 Entre los fundamentos de la sentencia del 16° Juzgado Civil, se indica que hay que tener en cuenta que "la especial condición de vulnerabilidad de Jasmin no sólo estaba determinada por su condición de menor de edad; sino que poseía también otras aristas. Concretamente me refiero al hecho de que se estaba forjando su identidad de mujer trans; y aclaro que si bien ese proceso se cristalizó en el año 2013 con la rectificación registral de su sexo y el cambio de su nombre de pila, lo cierto es que su identidad de género femenina inició su gesta años antes".

La sentencia también señala que los peritos confirmaron que Jasmin padecía trastorno por estrés postraumático. "Jasmin, quien hoy tiene 25 años, abandonó el colegio a los 17 cuando la violaron; recibió muchas amenazas y tuvieron que cortar el teléfono; y estuvo encerrada en su casa durante los dos años que duró el juicio contra los agentes", indica la resolución, que agrega que la joven actualmente vive en Córdoba con su hermana porque "ya no le gusta Mendoza y teme por su seguridad".

"La suma de $500.000 podría ser de utilidad para ella y para su consolidación como mujer independiente; pues la misma aparece como suficiente para, por ejemplo, cubrir su educación universitaria en una institución privada, si es que decidiera retomar sus estudios. Me inclino por una institución de esas características en función de que entiendo que ello le podría proporcionar mayor flexibilidad para simultáneamente trabajar, dado que ya cuenta con 25 años", concluye la sentencia.

Además de la indemnización de Jasmin, el 16° Juzgado Civil condena al Estado provincial a hacerse cargo de los honorarios de los abogados y peritos intervinientes en el proceso, que ascienden a los $75.000.

La sentencia completa: