Sociedad Nuevo giro en la causa

Detuvieron al exmarido de Norma Carleti por el crimen

El empresario y exlegislador Leonardo Hisa fue apresado en el marco de la causa por el brutal crimen de la mujer en Tunuyán. Ya son 5 los implicados en la investigación.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Detuvieron al exmarido de Norma Carleti por el crimen

Detuvieron al exmarido de Norma Carleti por el crimen

Detuvieron al exmarido de Norma Carleti por el crimen

Detuvieron al exmarido de Norma Carleti por el crimen

 El empresario y exlegislador radical Leonardo Hisa (58) quedó detenido esta noche en el marco de la causa por el crimen de su expareja, Norma Carleti (60).

Hisa, quien días atrás se había puesto a disposición de la Justicia en la causa y había salido a negar trascendidos periodísticos, fue apresado por la investigación del asesinato de su exmujer, quien fue ultimada de 52 puñaladas en su casa de Tunuyán.

La medida llega días después de que trascendieran supuestas llamadas entre Hisa y uno de los imputados en el caso.

Federico Ábalos, uno de los abogados defensores del hijo mayor de Carleti, Gastón Gómez, aseguró que los hermanos Kevin, Alexis y Ever Guerrero -quienes están detenidos- serían "los autores materiales del crimen", y que "la investigación indica que hay una vinculación comprobada y que existe entrecruzamiento de llamadas entre Kevin Guerrero y Leonardo Hisa".

Los llamados fueron el sábado 3 de mazo a las 11 de la mañana y el domingo 4 de marzo a las 21, horas antes de que la mujer apareciera muerta de medio centenar de puñaladas.

Por el caso estaban detenidos hasta el momento los tres hermanos Guerrero y Alexander Jira, un amigo de ellos. Todos están imputados por "homicidio agravado por ensañamiento".

El empresario Hisa constituye ahora  el quinto aprehendido por el caso. 

El crimen

 El asesinato de Carleti ocurrió durante la madrugada del pasado lunes 5 de marzo en el domicilio de la mujer, ubicado en las calles Almirante Brown y República de Siria, a metros de la Municipalidad de Tunuyán, donde fue convocada la policía tras recibir una llamada a la línea de emergencia 911 que alertaba sobre los gritos de auxilio que se oían desde el interior de la casa.

Los efectivos que se acercaron hasta la vivienda de la víctima, hallaron una puerta violentada en el sector del patio, por donde ingresaron, y encontraron a la mujer tendida boca abajo en el suelo del living con varias puñaladas en su cuerpo.

Según determinaron los pesquisas, los homicidas huyeron de la vivienda de la empresaria a bordo de un automóvil Fiat 600 blanco que, luego, apareció quemado a 7 kilómetros del lugar del hecho.

Fuentes policiales aseguraron que uno de los sospechosos fue apresado porque violó la prisión domiciliaria y que eso activó su pulsera magnética, precisamente en proximidades de la casa de la víctima.

Luego fue apresado el segundo sospechoso, y su hermano se entregó voluntariamente tras conocer que se había emitido una orden de detención en contra suya. 

El fiscal del caso Adrián Frick detalló que en la vivienda de la víctima no hay instaladas cámaras de seguridad ni el exterior ni en su interior, pero dijo que los sospechosos podrían haber ingresado a través de "una instalación que pasa por encima del techo de la casa", por la que podrían haber entrado al patio, donde "se forzó una puerta, la rompieron y encontraron a la víctima en el living de una forma muy sorpresiva".