Desapareció media tonelada de marihuana y culparon a las ratas

Cuatro policías están siendo investigados por la desaparición de 540 panes de droga. La insólita defensa esgrimida por los efectivos fue que la droga desaparecida fue "comida por las ratas".
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Desapareció media tonelada de marihuana y culparon a las ratas

Desapareció media tonelada de marihuana y culparon a las ratas

Desapareció media tonelada de marihuana y culparon a las ratas

Desapareció media tonelada de marihuana y culparon a las ratas

Dos altos jefes y dos oficiales de la policía bonaerense fueron llamados a declaración indagatoria por un juez federal de Campana debido a la falta de más de media tonelada de marihuana, que se hallaba resguardada en un depósito judicial de la ciudad bonaerense de Pilar. Según el argumento de los uniformados, la droga habría sido "comida por las ratas".

La investigación la lleva adelante el Juzgado Federal de Campana, a cargo de Adrián González Charvay, que le comunicó en las últimas horas a la División Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que informe a los afectados, que fueron convocados a declaración indagatoria por la falta de 540 panes de marihuana, de un secuestro de 6 toneladas que los efectivos debían custodiar.

En el mismo informe, el juez le pide al Ministerio de Seguridad Bonaerense que, por el momento no suspendan a los policías señalados hasta tanto sean indagados, de acuerdo a lo informado por la agencia de noticias Télam.

Los implicados son los comisarios Emilio Portero y Javier Specia, lo que salpica también a los oficiales Emiliano Rodríguez y Martín Torres, todos de la Delegación Departamental de Pilar, aunque no se descartó "que hayan más implicados", informó por su parte Asuntos Internos.

Según los informantes, todo comenzó el año pasado, cuando el comisario Emilio Portero relevó en sus funciones a Javier Specia, a cargo de la Delegación Departamental de Pilar.

Lo que se sabe es que el protocolo indica que, ante cada traspaso de mando, el saliente debe dejar un inventario al recién llegado sobre "lo que deja a su resguardo" tras cada salida.

En este sentido, Portero notó que había una diferencia en la cantidad de droga incautada en el depósito local y lo notificó a la División de Asuntos Internos de la Policía y presentó una denuncia ante el Juzgado Federal de Campana.

El juez Charvay ordenó a Gendarmería Nacional que allanara el galpón, tras lo cual se confirmó que, según el acta de traspaso firmada por Specia, eran 6.000 kilos de marihuana, aunque se encontraron 5.460 kilos.

De acuerdo a la investigación, el juez citó a los involucrados, y éstos afirmaron que la marihuana faltante "se la habían comido las ratas", una versión poco creíble para los peritos a cargo de la investigación.

El Ministerio de Seguridad abrió un sumario administrativo e imputó a los cuatro policías actualmente en actividad, pero que seguramente serían suspendidos tras las indagatorias previstas para el 4 de mayo próximo.