Dejaron un bidet abierto y se inundó la Legislatura tucumana

Un empleado habría dejado la canilla abierta y el agua brotó sin parar durante más de 24 horas. Se produjeron importantes daños materiales en el edificio.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
Dejaron un bidet abierto y se inundó la Legislatura tucumana

Dejaron un bidet abierto y se inundó la Legislatura tucumana

Dejaron un bidet abierto y se inundó la Legislatura tucumana

Dejaron un bidet abierto y se inundó la Legislatura tucumana

Un empleado provocó un desastre en uno de los edificios más modernos de la ciudad de San Miguel de Tucumán: por su incompetencia se inundaron cinco pisos de la Legislatura tucumana y se generaron enormes daños materiales.

La persona -que aún no fue identificada- no cerró la canilla de un bidet del baño del séptimo piso, y el agua se acumuló durante todo este miércoles (feriado por el Día de la Bandera) hasta llegar al comedor del edificio ubicado en el tercer piso.

El desastre se originó en el despacho del legislador Eduardo Cobos, la inundación provocó filtraciones y terminó afectando la instalación eléctrica y el mobiliario de al menos 30 oficinas. El agua ingresó por las conexiones de aires acondicionados y bocas de luz e inclusive llegó al recinto de sesiones.

Los daños no solo se produjeron en las paredes y techos. También se quemaron computadoras, focos y se arruinaron sillas y escritorios. Operarios trabajan en el lugar para reparar los daños causados en más de 30 oficinas del edificio legislativo.

Los pisos en la Legislatura son flotantes, es decir que hay un espacio entre el piso y el techo de abajo, para que pasen cables. El agua cayó al sexto, quinto, cuarto y tercer piso, llegando incluso un poco al recinto de sesiones.