De los pelos: así sacaron del hospital a la inmigrante haitiana

Las imágenes fueron tomadas por otra paciente del Lagomaggiore momentos después de que la joven madre fuese separada de su bebé y mordiera a una médica. El drama de un caso que demuestra que los problemas migratorios que sacuden al mundo también tienen impacto en Mendoza.

Mariano Bustos

De los pelos: así sacaron del hospital a la inmigrante haitiana

De los pelos: así sacaron del hospital a la inmigrante haitiana

Una paciente del hospital Lagomaggiore registró el momento en el que efectivos policiales retiraban del centro de atención a la inmigrante haitiana que mordió a una médica cuando intentaron separarla de su bebé recién nacido. En las imágenes se puede ver cómo una mujer de la fuerza policial toma de los pelos a la joven que se encuentra en situación de calle y es portadora del virus del Sida. Fue trasladada al Hospital Carlos Pereyra y su hijo quedó bajo custodia del Órgano Administrativo Local (OAL).

El caso de la inmigrante haitiana que mordió a una médica en el Hospital Lagomaggiore no sólo debe ser tomado como un ejemplo de la situación en la que trabajan los profesionales de la Salud. Es una muestra de que la provincia de Mendoza no está exenta de los problemas migratorios que afectan al mundo y que tanto horrorizan cuando se los ve en la televisión. Y está claro, gracias al video que captó otra paciente, que la provincia no estuvo a la altura de un tema tan delicado.

Haití es el país más pobre de latinoamérica y posee la prevalencia de VIH más alta fuera del África subsahariana. En los últimos años cientos de miles de haitianos escaparon de su país en busca de trabajo en diferentes naciones sudamericanas. Se estima que en 2017 más de 100 mil haitianos llegaron a Chile, recorriendo más de 3.500 millas para llegar hasta allí.

A ese país quiso llegar la joven que hoy se encuentra internada en el Hospital Carlos Pereryra. Embarazada, intentó cruzar la frontera pero fue deportada y dio a luz en Mendoza. A raíz de su situación de calle y la portación del virus del VIH, en el hospital Lagomaggiore la separaron de su bebé y ella reaccionó mordiendo a una de las médicas que la atendían. En ese momento, fue detenida por dos uniformados que, a la fuerza y de los pelos, la sacaron del nosocomio.

"Es una refugiada y no pueden maltratarla así. Acaba de tener un hijo y yo creo que en esos casos debe existir un 'derecho a la impaciencia'. Son personas vulnerables que vienen de pases devastados y acá les piden paciencia y educación cuando la están separando de su hijo", cuestionó Gustavo Granella, abanderado en la lucha por ayudar a personas con VIH en Mendoza.

El presidente de la Red Argentina de Personas Viviendo con VIH/Sida aseguró que no es lógico pedirle cordura a una mujer que acaba de parir y se encuentra hormonalmente desordenada. Aseguró que se vivió en la provincia un caso de violencia institucional, violencia obstétrica y abuso de autoridad y agregó que esto podría llegar a juzgarse en tribunales internacionales.

"Necesita alguien que le hable. Ella habla francés y no confía en nadie. Estamos buscando gente de su país para que se pueda comunicar", agregó.

En este sentido, afirmó que ha estado en contacto con la directora de Derechos Humanos, Luz Faingold, para que les permita colaborar en la búsqueda de haitianos que le expliquen el tratamiento que debe realizarse y la ayuden con eso. "La vamos a ayudar para que entienda cuál es el tratamiento que le va a hacer bien. Ayudar para que pueda volver a su país o a que se quede acá en Argentina", expresó Granella a MDZ.

Por último, subrayó que debe haber sanciones por lo ocurrido y aclaró que no necesariamente contra los policías que aparecen en la imagen. "Ellos no son los responsables. Los respsonsables son los que dan la orden", concluyó.

Temas
  • Video
  • haitianos
  • VIH
  • virus del Sida
  • Órgano Administrativo Local
  • OAL
  • sudamericanas