Cura pateó a una joven en la puerta de una iglesia

Una estudiante de La Plata celebraba haberse recibido y el festejo no le cayó bien al religioso, que la golpeó desde atrás en las escalinatas.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
Cura pateó a una joven en la puerta de una iglesia

Cura pateó a una joven en la puerta de una iglesia

Cura pateó a una joven en la puerta de una iglesia

Cura pateó a una joven en la puerta de una iglesia

El caso de un cura que pateó a una estudiante en la puerta de una iglesia en La Plata generó indignación en todo el país este jueves.

Sofía Conte, estudiante de la capital bonaerense, se recibió y fue a festejar a la Plaza Moreno, en las inmediaciones de la emblemática Catedral para sacarse fotos junto con sus compañeros.

Sin embargo cuando posaba en las escalinatas el párroco Esteban Alfón le dio una patada desde atrás, molesto por utilizar el lugar para la celebración.

El hecho ocurrió la tarde de ayer pero se viralizó hoy cuando comenzó a circular el video en las redes.

La joven y una amiga festejaban con un disfraz, cuando de repente el religioso salió para recriminarles por el ruido y exigirles que se fueran. Al hacer caso omiso y seguir con el festejo, Alfón le pegó una patada por la espalda a la joven mientras bajaba las escaleras. Por poco, hace que pierda el equilibrio.

La reacción de la víctima y de sus amigos no se hizo esperar. Fue increpado y filmado en todo momento mientras le pedían que diera explicaciones de su actitud. Lejos de mostrar arrepentimiento, el sacerdote se dio media vuelta y reingresó en el edificio. "Salió muy prepotente a echarnos. Nos decía que no podíamos estar ahí. Que era la casa de Dios. Con qué derecho me pega", dijo Sofía en diálogo con el canal TN.

La alumna adelantó que en las próximas horas presentará una denuncia penal por agresión contra Alfón. "Es una vergüenza que una persona que está a cargo de las misas, que le enseña a los chicos haga esto, fue un momento muy duro", aseveró Sofía.

El cura pidió perdón y aclaró: "Yo no le pegué; la corrí como quien mueve una silla que está en un lugar que no debe estar".

A su turno, el párroco dio una explicación. "Le pido perdón porque no tuve intención de pegarle una patada. La quise correr porque estaba toda embardunada. Siempre vienen a las escalinatas de la catedral a festejar, dejan todo pintado, es algo que le cuesta mucho a la iglesia", dijo. "Yo no le pegué, la corrí como quien mueve una silla que está en un lugar que no debe estar", siguió.

Entrevistado por el mismo canal, Alfón reconoció que "fue una actitud desmesurada, le pido perdón a la chica, pero la gente tiene que ubicarse de que esto es una iglesia". El religioso se enojó con la repercusión del caso y dijo: "siempre arman un escándalo en Semana Santa para pegarle a la Iglesia, y esto es lo que armaron ahora, porque están exagerando todo".