Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Algunos trabajaban cuidando autos desde hacía años en Ciudad, con lo que mantenían a sus familias. Sin rumbo desde la ordenanza que los prohibió, aseguran que no encuentran empleo ni cupos para capacitarse.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/3
Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Cuidacoches erradicados de Capital aún no encuentran trabajo

Daniel Guerra, el "Dani" como todos lo conocen en la zona de calle Liniers de Ciudad, hace 20 años que cuida autos, lava vehículos, barre veredas y hace jardinería en la zona. 

Por día unas quince personas le dejaban las llaves de su auto para que el "Dani" se lo estacionara y ocasionalmente les lavara sus respectivos vehículos. Se lo conoce en la zona como una persona de confianza, trabajador y responsable. 

Este trabajo representaba su único ingreso familiar, con lo que mantiene a su dos hijas hace años. Esta semana su rutina llegó a su fin cuando le realizaron una multa y lo obligaron a dejar el lugar. A cambio, le ofrecieron acercarse a la Municipalidad de Capital para que le ayudaran a encontrar trabajo o pudiese participar de los talleres de oficios. 

MDZ te cuenta la historia de Daniel, un cuidacoche que quiere trabajar:

                                                                                                                              Sin embargo, esto no ocurrió, al llegar a la comuna le dijeron que no tenían trabajo para ofrecerle por ahora, que no tenían vacantes para "tarjetero oficial" de estacionamiento medidos y que tampoco había lugar para que realizara un curso e incorporara conocimientos.                                                                                                                                                                                                            No es el único caso, son varios que ni siquiera se identifican con la denominación de "trapitos", dicen que cuidan autos pero que nunca obligaron a la gente a pagarles nada. Hoy están sin trabajo, preocupados y buscan llevar adelante acciones legales.