Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Mataron a su hermano, cansado de la inseguiridad decidió salir de su país. Hoy sueña con poder sacar a toda su familia de Venezuela. Vive en Mendoza, es profesor de baile. No logra vivir en paz. MDZ conversó con Jhossman
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/3
Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Conmovedora historia de un venezolano que vive en Mendoza

Jhossman Urbina tiene 37 años, desde hace tiempo viajaba de Venezuela hacia Argentina para dictar clases de baile. Tiene 6 hermanos, una hija de 7 años y a su mamá que lo esperan en su país. 

El joven profesor de baile, obligado por la situación que se vive en su país decidió radicarse en Argentina. Hace casi un año, analizó algunas propuestas para poder residenciarse y optó por Mendoza, debido a que conocía una familia que le abrió las puertas para poder quedarse en esta provincia. 

En su paso por MDZ habló sobre la falta de mercadería en Venezuela, el sistema de trueque entre familias para conseguir productos, la dificultad para encontrar remedios y la violencia que aterroriza. 

Si bien anteriormente había visitado distintas provincias de la Argentina como profesor de baile, esta vez decidió radicarse definitivamente.La violencia, el hambre y la situación política lo obligó a dejar su país. Te contamos su historia, los motivos por los cuales decidió abandonar su país, el asesinato de su hermano y el dolor que siente al tener que huir de su país.

   

Su voz entrecortada, su mirada llena de preocupación, habla por sí sola, es que hay frases para escuchar y sentir:

- "Puedes tener casa, dinero, pero no tienes como vivirlo porque por medio de la delincuencia nos están aplastando directamente."

- "Lo complejo para salir es la documentación, Chile ya está colocando ciertas trabas, el pasaporte es el primer problema porque no lo están emitiendo por falta de material".

- "Un vuelo desde Miami hacia acá, sale más barato que desde Venezuela hacia acá"

-  "Me avisaron que hay una sola aerolínea que está volando desde Venezuela, de la cino que teníamos"

 - "La mamá de mi hija tiene ampollas de caminar por toda la ciudad para conseguir medicina."  

Cuando le preguntamos qué cosas no está viendo el mundo con respecto a Venezuela, sin dudarlo el profesor de baile responde:

- "La realidad es muy fuerte, cada vez son más fuertes las cosas, por ejemplo tengo que llevar una mochila llena de plata para pagar un viaje en taxi."

- ¿Falta mercadería?

- Si, porque hay un problema de distribución, por eso existe la caja club. Se reúnen en comunidad, pagan al banco y dentro de un mes le llega una caja con los productos a las personas.

- ¿A la gente le falta dinero para poder comer?

-Si, lo sacamos por el sueldo. Al día de hoy el sueldo mínimo mensual cuesta $$4. Por ejemplo un kilo de carne cuesta 1200, bolívares, y el sueldo mínimo está en 900 bolívares. Se juntan entre familias, hacen trueques. Los que estamos afuera enviamos dinero, ayudamos. Yo todos los meses le envío plata a mi hija , a mis hermanos...

- ¿Hace 15 años atrás te hubiese imaginado esta Venezuela?

- Es la tranquilidad del desesperado, antes mi moneda valía dos veces más que la de ustedes. Nosotros comprábamos acá para vender allá. La plata no te rinde.

- ¿No te rinde la plata?

- No, es curioso que el azúcar te cueste 200 bolívares y con 5 bolívares llenes el tanque del auto.

- Qué pasó en los útlimos años?

- Hubo muchas malas decisiones y se fueron perdieron cosas. Eso hizo que se perdiera la fuerza que tenían como tal. Se apoderaron de 10 azucareras que hoy no funciona ninguna.

- ¿Maduro es la continuación de lo que planteó Chávez?

A mi criterio personal no, porque yo puedo decir que si hubiese estado de Presidente Chávez no hubiese sucedido esto. Maduro se toma todo muy personal. Sé que las cosas de ahora no hubiese sucedido.

 

- "No sé cuantos amigos me queden en Venezuela, cada tres días me llama alguien para ver si lo puede recibir acá.", comenta con tristeza Jhossman.

La partida de su hermano lo marcó para siempre, la paz es algo que no logra encontrar en ningún lugar del mundo por ahora. La preocupación por su país está siempre presente:

   

El baile lo lleva adherido a su piel y ha sido su herramienta para poder salir del país, para seguir adelante.