Sociedad Juicio abreviado

Condenaron a prisión perpetua al padre de Ayelén Arroyo

Además, se le sumó una condena por abuso sexual con acceso carnal agravado contra Marcela, la hermana de Ayelén.
Avatar del

Kevin Maroto

1/4
Roque Arroyo fue condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado.

Roque Arroyo fue condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado.

Condenaron a prisión perpetua al padre de Ayelén Arroyo

Condenaron a prisión perpetua al padre de Ayelén Arroyo

Condenaron a prisión perpetua al padre de Ayelén Arroyo

Condenaron a prisión perpetua al padre de Ayelén Arroyo

La fiscal Daniela Chaler.

La fiscal Daniela Chaler.

Tal como se había anticipado ayer, hoy al mediodía la Cuarta Cámara del Crimen condenó a prisión perpetua a Roque Arroyo (54) por el homicidio agravado por el vínculo y femicidio de su hija Ayelén Arroyo (19), ocurrido en Ugarteche el 28 de septiembre de 2016.

En el marco de un juicio abreviado, a Arroyo también lo condenaron por otros dos hechos en concurso ideal: por abuso sexual reiterado con acceso carnal -agravado por ser menor de edad- contra Marcela Arroyo (hermana de Ayelén que vive en Salta) y por abuso sexual en grado de tentativa contra la propia Ayelén.

La hermana y la madre de Ayelén viajaron desde Salta y Buenos Aires respectivamente para reunirse con la fiscal Daniela Chaler y aceptar el acuerdo de juicio abreviado al que habían arribado las partes ayer. "Me reuní con ellas y estuvieron de acuerdo en que era lo mejor para evitar la revictimización en un posible juicio. Además no querían pasar por el proceso de volver a declarar y revivir todo lo que sufrieron de nuevo", indicó Chaler.

La fiscal añadió que las pruebas contra Arroyo eran "irrefutables" para su abogada defensora y destacó que el propio acusado aceptó su responsabilidad en todos los hechos que le endilgaban. "Ayelén lo denunció en su momento porque temía que todo lo que vivieron ella y su hermana podía repetirse con su hijo de dos años", recordó Chaler.  

La joven asesinada había denunciado dos semanas antes de su muerte a su padre por abuso. La causa estaba en manos del fiscal Fabricio Sidoti, quien dispuso la prohibición de acercamiento para Arroyo pero no ordenó su detención. Arroyo se fue a vivir a un domicilio cercano y la mañana del 28 de septiembre de 2016 volvió a su casa y mató a puñaladas a su hija tras una discusión. Sidoti fue suspendido por cuatro meses por su mal accionar en el caso y luego fue trasladado a San Rafael cuando se reincorporó en su labor como fiscal. 

El caso de Ayelén se convirtió en un femicidio emblemático para la provincia a raíz de que fue el tercero de una semana particularmente trágica para Mendoza. La muerte de la joven de Ugarteche -ocurrida el 28 de septiembre- se sumó a los femicidios de Julieta González (21 de septiembre) y Janet Zapata (26 de septiembre) y fue el punto de partida para que comenzaran a tener visibilidad los reclamos del colectivo "Ni una menos". Las numerosas marchas impulsadas por este grupo en reclamo de justicia generaron varias reformas en materia penal orientadas a evitar que casos como el de Ayelén vuelvan a repetirse.