Con un megaoperativo sin precedentes, el Sur espera el efecto "Francisco en Chile"

Para evitar el caos de tránsito en el paso El Pehuenche, pero también para capitalizar el impacto turístico, San Rafael, Malargüe y Alvear unen fuerzas en "Rutas del Sur".
Avatar del

Rubén Valle

1/2
Con un megaoperativo sin precedentes, el Sur espera el efecto "Francisco en Chile"(Gentileza)

Con un megaoperativo sin precedentes, el Sur espera el efecto "Francisco en Chile" | Gentileza

Con un megaoperativo sin precedentes, el Sur espera el efecto "Francisco en Chile"(Gentileza)

Con un megaoperativo sin precedentes, el Sur espera el efecto "Francisco en Chile" | Gentileza

La expectativa por la visita del papa Francisco a Chile tendrá, como era esperable, un fortísimo impacto en Mendoza, donde por la cercanía y la época de "fuga" veraniega el cruce por los dos pasos con que cuenta la provincia se verán desbordados para esas fechas. Del 15 al 18 de enero, el pontífice cumplirá con su intenso periplo en Santiago, Temuco e Iquique, y antes y después esos ecos replicarán por estos pagos. 

De este lado de los Andes, habrá unas cuantas acciones para evitar el caos en los pasos fronterizos. "Rutas del Sur" se denomina el megaoperativo que del 12 al 21 de enero funcionará en esa zona de la provincia con el objetivo de facilitar la circulación de un gran flujo de autos y feligreses que peregrinarán al encuentro con el Papa.

El Jefe de la Policía Vial, Rafael Videla, reconoció la necesidad de trabajar en equipo "para evitar y disminuir los incidentes que pueden producirse al haber tanto desplazamiento de vehículos hacia el Paso Pehuenche, punto por donde ingresarán a Chile todos los visitantes del este y norte de nuestro país. Esto aumenta la posibilidad de accidentes o emergencias".

Con esa meta, el operativo "Rutas del Sur" tomó forma en una suerte de cónclave en la Cámara de Comercio de San Rafael. Allí sumaron su apoyo a la causa Gendarmería Nacional, Policía Vial, Federal, Aeroportuaria y de Mendoza, U.S.A.R., Dinesa (Departamento de salud pública), Bomberos, CRNT, Defensa Civil, Aduana, Vialidad, Migraciones, las cámaras del sur, prestadores de servicios de transporte de pasajeros y alojamiento, y las áreas sanitarias departamentales. 

Los sureños quieren estar bien preparados en todos los frentes porque estiman que San Rafael, Malargüe y Alvear se verán al límite en su capacidad de alojamiento y servicios.  

Los controles de ingreso a la Provincia serán más estrictos, con especial atención en el transporte de pasajeros. Con el antecedente de la tragedia de Cuesta de los terneros, en la que murieron 15 personas en junio del 2017 al volcar un micro que no estaba en regla, los vehículos que no estén habilitados no podrán ingresar a Mendoza. 

Para no dar pasos en falso, se capacitó especialmente al personal policial para las distintas acciones que supone un operativo de estas características.

En cada detalle

"Rutas del Sur" incluirá 16 puestos especiales de control a lo largo de las rutas de los tres departamentos de la región. 

Estarán ubicados en el ingreso a San Rafael desde Mendoza, en el acceso por Monte Comán, Ruta 188 en La Mora, ingreso a Bowen, Ruta 146 y 143 con radares y alcoholemia, Ruta Provincial 191 y 144 en Cuesta de los Terneros, Desvío al Nihuil, Ruta 144 a la altura de las Salinas, Puesto El Sosneado, Dirección de Turismo en ingreso a Malargüe, Ruta 40 frente al escuadrón de Gendarmería (puesto base para el helicóptero), Puente Río Malargüe, Cuesta del Chihuido, Bardas Blancas, Poti Malal, Las Loicas, Ruta Provincial 226 (como alternativa por Paso Vergara) y Ruta Nacional 144 Paso Pehuenche.

Para evitar que los viajeros esperen la apertura del paso en plena ruta, durante toda la noche y sin servicios básicos, el Paso Pehuenche se cerrará una hora antes del cierre de frontera. "La consigna -asegura el comisario Videla- es que en esos días podamos brindarles la mayor comodidad a los visitantes y asegurarles servicios como el agua, un baño adecuado, etcétera".

Los controles de velocidad también serán muy estrictos, para lo cual se usarán radares y se aplicarán fuertes multas. "A pesar de la gran cantidad de trabajo destinado a cubrir las rutas en esos días, no se descuidarán las zonas urbanas y se contará con personal permanente para la seguridad", aclara el funcionario policial.

En el listado de recursos para el operativo figuran 22 vehículos, 1 helicóptero permanente, 2 ambulancias, 2 radares, 3 alcoholímetros, y 70 personas distribuidas en los puestos de control.

En los días previos a su puesta en marcha, el megaoperativo -que además cuenta con el apoyo de instituciones privadas y medios de comunicación locales- tendrá a modo de ajuste un intenso simulacro en el que participarán Defensa Civil, Policía, el personal involucrado y un helicóptero.