Compró una camioneta por internet y terminó estafado

Un hombre de Buenos Aires realizó la compra a gitanos neuquinos a través de Mercado Libre.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Compró una camioneta por internet y terminó estafado(LMNeuqén.com)

Compró una camioneta por internet y terminó estafado | LMNeuqén.com

Compró una camioneta por internet y terminó estafado(LMNeuqén.com)

Compró una camioneta por internet y terminó estafado | LMNeuqén.com

 Un hombre de Buenos Aires perdió 330 mil pesos al intentarle comprar una camioneta Hilux a gitanos de Neuquén a través de internet.

El portal La Mañana Neuquén contó que el hombre, identificado como Mariano, realizó la compra en noviembre del 2017, y que todavía está esperando que los gitanos cumplan con su parte del trato.

El 13 de dicho mes, ya decidido, viajó especialmente desde Buenos Aires a la capital neuquina para realizar la transacción y así abonar el total del dinero que le requerían.

Fue por la mañana, indicó Mariano, que lo pasaron a buscar por el hotel donde se hospedaba, para llevarlo luego a una vivienda de calle Mitre y Tronador, donde por fin le puso cara al joven de 25 años con quien mantenía comunicaciones telefónicas.

Allí comenzó a desconfiar de la compra tras comprobar que se trataba de hombres pertenecientes a la comunidad gitana, pero olvidando cualquier prejuicio decidió entregar el dinero y esperar.

Entre las 14 y las 15 comenzó a confirmar lo que tanto lo angustiaba, ya que a la hora pactada, los papeles de la camioneta no aparecieron. Sin poder dilatar más su estadía, Mariano volvió a Buenos Aires con la idea de regresar cuando todo estuviera listo.

Finalmente, el 26 de febrero retornó a Neuquén pero para radicar la denuncia pertinente en Delitos Económicos, tras infructuosas comunicaciones que no derivaron más que en excusas y promesas incumplidas.

El damnificado manifestó que los efectivos policiales le explicaron que "la maniobra era común" y que al parecer, los hombres a quienes identificó como los estafadores no tendrían antecedentes. "No era tanta la oferta", se lamentó.

"La ilusión por recuperar algo no se pierde. Les avisé que los iba a escrachar y me dijeron que los espere, pero siempre tienen una historia más", sentenció.