Sociedad El caso conmociona al sur

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Un empleado de una escuela distribuyó un video en un grupo de WhatsApp antifracking. La DGE lo denunció ante la Justicia y lo apartó de su puesto mientras se lo investiga.
1/5
Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil(Getty)

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil | Getty

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil(Getty)

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil | Getty

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Celador de Alvear, implicado en distribución de pornografía infantil

Un celador de una escuela de Gral. Alvear fue denunciado ante la Justicia por la distribución de material pornográfico infantil.

El caso comenzó cuando el implicado, Jorge Horacio Toconás, compartió un video de este tipo en un grupo de WhatsApp de militantes contra el fracking.

Al tomar conocimento del hecho la Dirección General de Escuelas lo denunció ante la Unidad Fiscal de Gral. Alvear. Como ya había una denuncia previa, se hizo una ampliación, detalló la autoridad educativa.

Además la DGE, decidió el inmediato traslado preventivo del agente para evitar cualquier contacto con el establecimiento educativo e inició un sumario administrativo, informaron desde la cartera.

"El próximo lunes, autoridades de la DGE mantendrán una reunión con esa comunidad educativa para informar sobre las medidas tomadas por el gobierno escolar", adelantaron en un comunicado.

El caso había sido comentado esta mañana en una nota de MDZ, que señalaba que el grupo de activistas se vio sorprendido cuando uno de ellos compartió un video pornográfico de una chica que podría ser menor de edad. 




De inmediato, tras ser insultado, fue eliminado del grupo. Pero de acuerdo a lo que señalan otros compañeros de militancia, quien se equivocó (aunque deja la idea y sospecha de que podría acostumbrar a hacer este tipo de publicaciones) sería parte del grupo cabecilla, lo cual los desmorona emocionalmente. La imperdonable situación ya está generando comentarios en la comunidad sureña en donde se aguarda con sumo interés el pedido de disculpas de quien compartió el video, pero fundamentalmente, hay expectativas en torno a si actuará la Justicia o si tendrá una explicación convincente al respecto