Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Un joven fue víctima de su buena fe, y tras una convincente actuación, se quedó sin celular y lo compartió en las redes.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/3
Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

Cayó en el cuento del tío y lo contó para que no te pase

 Intentó ayudar a un desconocido y se quedó sin celular: esto le pasó a un joven mendocino que fue víctima del "cuento del tío", y lo compartió en las redes para que nadie más caiga con el modus operandi que fue utilizado con él.

La situación se dio en calle Belgrano y Rivadavia, en el café que maneja la víctima, cerca de las 8 de ayer, cuando un hombre de unos 28 años ingresó a su local a pedir ayuda.

Según explicó en su posteo de Facefook, el hombre aseguraba que "lo habían chocado de atrás y me necesitaba para sacar algunas fotos con el celular para tener testigos".

"Con las mejores intenciones, me ofrecí a ayudarlo", continuó el joven, y destacó que "en todo momento, el hombre se mostró muy amigable". En el trayecto hasta el supuesto lugar del accidente "me dijo que había intentado llamar a un amigo para pedirle ayuda y no había logrado comunicarse y me contó que él y su padre tenían casa de repuestos de Peugeot en el centro y en San Martin".

"Unos metros antes de llegar, me comentó que como no tenía tarjeta azul (supuestamente manejaba la Kangoo de su padre), la grúa le quería llevar el vehículo. Al llegar, el hombre se mostró aún más preocupado y empezó a lamentarse porque la grúa se había llevado su auto", continuó.

Fue ahí cuando se produjo el engaño final: "Me aseguró que su auto debió haber sido trasladado a la calle 9 de julio y que tenía que ir corriendo hasta allá. Me pidió si por favor le daba por un rato mi celular para sacar unas fotos y luego pasaba por el local y me lo devolvía. Seguía realmente desesperado, angustiado y me ofreció las llaves de su auto, una campera y su DNI, a cambio de mi celular para ir a sacar una foto".

El joven le entregó el celular sin dudarlo, momento en el que el hombre "insistió en que agarre las llaves y la campera y acepté". "Me agradeció y me reconfirmó que ya volvía. Encaré para volverme a mi local, hice 10 metros y en ese momento fue como si me hubieran despertado y me di cuenta que le había entregado mi celular a alguien que no conocía. Me volví corriendo hacia el punto donde nos habíamos separado y por supuesto, el tipo ya se había ido", contó el joven.

Una actuación convincente que terminó en un robo.