Candidatos, aspirantes y tapados, ¿saben lo que nos espera?

En el #Wok de hoy: Para muchos, la agenda electoral arrancó hace rato + La mayoría cultiva un entusiasmo que no se condice con el humor social + ¿Será porque ellos sí tienen un futuro asegurado? + Las primeras encuestas sólo testean nombres, ¿las próximas apuntarán a proyectos, ideas, planes o la fórmula del éxito? + El miedo, palabra clave en el diván político y social del 2019.

Rubén Valle

.

.

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna te propongo Breathless, de Matthew Halsall

Con el telón de fondo de un expresidente (Duhalde) que admite que si fuera por él indultaría a los empresarios vinculados con los cuadernos de la corrupción y una justicia que libera al exvicepresidente Boudou a cambio de unos pesos y tobillera electrónica, el electorado argentino empieza a ser sondeado por los encuestadores, a los cuales hoy más que nunca se les piden brújulas, tanto desde Cambiemos como desde la atomizada oposición.

A la vera de los números y los porcentajes, la palabra que sintetiza buena parte de lo que se respira en la calle es miedo, aunque todos apelemos a eufemismos para no mentarla. Miedo a que vuelva Cristina y miedo a que siga Macri. Pero también miedo porque no hay, al menos a la vista y convincente, una tercera opción, eso que en el 2015 pretendió ser la ancha avenida del medio donde surfeaba el inefable Sergio Massa.

Ni el oficialismo tiene grandes (ni chicos) logros para facturar a cambio del voto, ni el peronismo dejó un país ordenado y sin mácula como para pretender un apoyo irrestricto. La disputa por la grieta, que tanto beneficio le trajo a K y anti K, en la actualidad más que dividir las aguas ideológicas se expresa en un profundo hartazgo. Salvo el militante acrítico, el votante común quiere lo básico: trabajo, una economía “normal” y una Argentina armónica, sin violencia. Previsible. Una expectativa tan simple que no parece estar en el radar de candidatos y presuntos aspirantes, según lo que se desprende de sus comentarios, declaraciones en los medios y expresiones en las redes sociales. La sensación es la de tipos esclarecidos que vendrán a explicarlos a los que no la tenemos clara por dónde está el agujero del mate. El problema es que ellos no toman mate. ¿Se entiende?

Tiren nombres, hagan números

El reciente sondeo de la consultora Reale, Dalla Torre & Asociados, realizado en los primeros días de diciembre, vale como un primer esbozo de cómo el mendocino olisquea el panorama político para el 2019.

Como una suerte de evaluación de la gestión de Alfredo Cornejo, la categoría “un candidato de Cornejo” se lleva un interesantísimo 44,7%. En la vereda de enfrente, por ahora “un candidato de Cristina” alcanza el 15,7% , mientras que “un candidato no K” pega en el palo con 14.4%. Por el lado del recientemente constituido partido Protectora (ex PI and company) llega a un 9,6% por sobre el FIT que está en un 8%.

En la baraja de perfilados para el sillón de San Martín, cabecea el cacique capitalino Rodolfo Suarez (45,5%) y cierra el exgobernador Rodolfo Gabrielli (17,9%). Listado completo de los que suenan o sonarán, hacer clic aquí

En cuanto a quién sentarían en el sillón presidencial nuestros comprovincianos, por ahora y sólo por ahora, el 29% le daría otra chance a Mauricio Macri, mientras un 25,1% no vería con desagrado un tercer mandato de Cristina Fernández. Y sí, nada parece haber cambiado: Massa asoma tercero, cómodo, con el 10%.

Preguntas retóricas para sumar

El miedo, la incertidumbre, la desidia, la desazón, el cansancio, los estados de ánimo que definen al futuro votante, sólo pueden revertirse con hechos, con datos de una realidad que evolucione, que no sea siempre ir pateando la pelota para adelante mientras se limpian con dificultad los vidrios rotos de aquellos con mala puntería.

En una hipotética encuesta a los candidatos, no estaría de más incluir algunas preguntas retóricas para definir con mayor precisión a nuestros futuros candidatos. Hay un modelo de político que aunque insista en perpetuarse, ya caducó. El que no lo entienda así no es que no pueda ganar o quede en el camino, pero lo cierto es que no nos será útil. Seguiremos como estamos. Mal.

Ahí van algunas, por si gustan tomar nota: ¿Son conscientes de lo que cambió el mundo, no ya en cuatro años, sino en el último mes? ¿Sus equipos ya están trabajando en la agenda de, por los menos, los diez temas estratégicos de la provincia y/o el país? ¿Están dispuestos y convencidos de darle continuidad a la lucha contra la corrupción? ¿Insistirán con nuevas denuncias, continuarán investigando, irán hasta el hueso de la matriz corrupta? ¿Firmarán acuerdos los candidatos presidenciales para ir hacia "políticas de Estado" en materia económica, judicial, laboral, energética, narcotráfico, etcétera? 

A esta ambiciosa encuesta propongo complementarla con una que solo mida el factor anímico y psicológico del electorado, sólo así los candidatos que se perfilen para el 2019 tendrán la película completa no únicamente la foto en la que siempre creen salir  casi casi como la mejor versión de Brad Pitt.
 
.................................................
#LaDataFlora
 
La industria de tecnología y comunicaciones (TIC) cerrará el 2018 con unos 2.600 empleos sin cubrir en la Argentina. La demanda de profesionales fue por 11.800 puestos, contra una oferta de 9.200 trabajadores. El empleo de capital humano TIC se expandió a un ritmo de 13.000 nuevos puestos de trabajo por año desde el 2016, pasando de 407.000 empleados en ese año a 420.000 en 2017, y a 433.000 en 2018, según el reporte Escenario del Capital Humano de TI en Argentina.   

.................................................
#El Resaltador

A la luz de las sombras chinescas 
 

"El asunto consiste qué forma de capitalismo se está volviendo predominante. El capitalismo socialdemócrata, con Estado del bienestar, está amenazado. Se dice que el comunismo no funcionó. Pero mire lo que ha pasado en China en el último medio siglo. ¿Ha habido alguna vez en la historia de la humanidad un desarrollo económico tan explosivo? Es impresionante. La figura que anunció nuestra época fue Lee Kuan Yew, el fallecido líder de Singapur. Creó la fórmula de autoritarismo 'de valores asiáticos'. China demuestra, a nivel masivo, que funciona. El chino es el capitalismo bajo dominio de un partido autoritario. Es una nueva combinación de capitalismo mundial en la que el país participa en el mercado global, pero ideológicamente funciona hacia adentro de una manera patriótica, etnocéntrica... Los izquierdistas tradicionales odian dos cosas del orden mundial actual: al mercado libre, loco, con su caos; y a los Estados autoritarios. China aúna ambas cosas".
 
{ Slavoj Žižek, filósofo, sociólogo y crítico cultural esloveno, en El País }  

..............................................
#Lecturas

Los dueños de la pelota, de Federico Yañez (Aguilar, 320 páginas, $549)
 
Yañez traza doce perfiles de los dirigentes argentinos más relevantes. Desde Daniel Angelici, presidente de Boca y número dos de la AFA, empresario del juego y operador judicial del presidente Mauricio Macri, hasta Claudio Tapia, cabeza de la AFA, vicepresidente segundo de Conmebol y sindicalista. Pasando por Rodolfo D’Onofrio, Hugo Moyano o Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino y miembro del Comité Olímpico Internacional, cuyo grupo empresario tiene intereses en el agro, la energía, los seguros y la tecnología, entre otros. Un retrato del poder político y económico detrás de la pasión deportiva.  
 
..............................................
#Tuiteado

Temas
  • #Wok