Brutal paliza de rugbiers a un joven de 17 años

La víctima intentaba impedir una pelea cuando fue golpeado de atrás y luego en el piso. Fue sometido a una neurocirugía por la gravedad de las heridas. Ocurrió a la salida de un boliche en la ciudad bonaerense de Monte Hermoso.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
Brutal paliza de rugbiers a un joven de 17 años

Brutal paliza de rugbiers a un joven de 17 años

Brutal paliza de rugbiers a un joven de 17 años

Brutal paliza de rugbiers a un joven de 17 años

El hecho ocurrió en la céntrica Peatonal Dorrego de la ciudad bonaerense de Monte Hermoso, cuando un joven de 17 años oriundo de La Pampa, identificado como Emanuel Eduardo Orta Díaz, recibió una brutal paliza por parte de un grupo de rugbiers que buscaban iniciar una pelea que éste intentó evitar.

Por el hecho la policía detuvo a tres personas: Cristian David Marsero y Marcos Emanuel Pascal, ambos de 27 años y oriundos de Santa Rosa, La Pampa, y Guido Gastón García, de 22 y oriundo de Coronel Dorrego. Los testigos habrían señalado a García como el principal agresor del joven Orta Díaz.

Todo comenzó el pasado sábado 10 de febrero cuando todos los jóvenes implicados estaban en un boliche. Allí, uno de los amigos de Orta Díaz habría chocado sin intención con una chica en una escalera, lo que habría generado la furia de los amigos que acompañaban a la joven. Por esta razón, decidieron salir a buscar al protagonista del incidente minutos después.

De esta manera, los rugbiers encontraron al muchacho caminando por la calle y lo desafiaron a pelear. Orta Díaz intervino con intención de evitar el conflicto pero uno de los agresores lo golpeó en la cabeza desde atrás, situación que dejó al adolescente en el piso, donde recibió más golpes de puños y patadas por parte del resto del grupo de deportistas.

Tras la feroz golpiza, que le provocó la pérdida de conocimiento, la víctima debió ser intervenida quirúrgicamente debido a un coágulo de sangre que se la había formado en la cabeza provocado por una hemorragia intercraneal.

Oscar Orta Díaz, padre de la víctima, habló en la mañana de este martes con el medio bahiense La Nueva y reclamó por Justicia al indicar que "ellos siguen pegando, son asesinos. Lo que le hicieron a mi hijo es de asesinos: venir a pegar de atrás y noquearlo. Casi lo matan".

Cabe destacar que previó a la operación y durante la primera intervención en el hospital local a Orta Díaz le dieron de alta esa misma mañana y le pidieron que regrese a realizarse un control en horas la tarde. Al no presentarse como le habían solicitado, responsables del nosocomio fueron a buscarlo a su casa y descubrieron que aún tenía dolor de cabeza y presentaba vómitos, por lo que fue derivado a Bahía Blanca donde finalmente fue sometido a la neurocirugía. Ahora, el joven atacado se recupera favorablemente.