Sociedad La detonaron y no hubo heridos

Bomba casera frente a la Central de la Policía Federal

El explosivo fue arrojado desde una moto. Dejaron un cartel que decía: "Libertad a los argentinos presos en Congreso o los ataques seguirán", en referencia a los detenidos por los incidentes durante el tratamiento de la reforma previsional.
Avatar del

MDZ Policiales

1/3
Personal de la Brigada Antiexplosivos detonó el artefacto.

Personal de la Brigada Antiexplosivos detonó el artefacto.

Bomba casera frente a la Central de la Policía Federal(Policía Federal)

Bomba casera frente a la Central de la Policía Federal | Policía Federal

Bomba casera frente a la Central de la Policía Federal(Policía Federal)

Bomba casera frente a la Central de la Policía Federal | Policía Federal

Una bomba de fabricación casera fue arrojada desde una moto frente a la sede central de la Policía Federal, en la Ciudad de Buenos Aires. 

Uniformados la hallaron en Belgrano y Virrey Cevallos, frente al Departamento Central de la fuerza. La Brigada Antiexplosivos la detonó y no hubo heridos. 

" La violencia política es un camino que la ciudadanía repudia, contrario a una Argentina con diálogo y respeto.", advirtió la ministra de Seguridad.  



Junto con el artefacto explosivo se halló un panfleto donde se exigía la libertad de los detenidos por los incidentes en la zona del Congreso de la Nación cuando los diputados debatían la reforma previsional. El escrito anónimo fue adjudicado al Partido Obrero (PO), indicó el diario La Nación.

 "Libertad a los argentinos presos en Congreso o los ataques seguirán", decía el panfleto.  

El dirigente del PO Néstor Pitrola dijo que se la adjudicación del panfleto es un provocación. "Nosotros no pusimos ninguna bomba. Repudiamos esto que está montando la policía", sostuvo Pitrola en declaraciones al canal de noticias A24.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, repudió el ataque y el mensaje simbólico que representa, y adelantó que atraparán a los responsables.

"Pusieron un artefacto explosivo con tres tanques de butano en Dpto Central de la Policía Federal. La violencia política es un camino que la ciudadanía repudia, contrario a una Argentina con diálogo y respeto. Los responsables de atentar contra las instituciones pagarán por sus actos", escribió Bullrich en su cuenta de la red social Twitter..