Aumentan las consultas jurídicas por 'escraches' en las redes

A raíz de la ola cada vez más creciente de denuncias públicas por abusos y violencia de género, sumado al reciente fallo judicial en Mendoza que condenó a una mujer por injuriar a su ex marido en Facebook, cada vez más personas que se sienten 'escrachadas' injustamente en las redes sociales acuden a estudios jurídicos especializados para presentar una demanda. El problema de la "justicia por mano propia" y la sobreexposición en la comunidad web, según la abogada Bárbara Peñaloza.

Nicolás Munilla

Aumentan las consultas jurídicas por 'escraches' en las redes

Aumentan las consultas jurídicas por 'escraches' en las redes

La explosión de denuncias públicas por casos de abusos sexuales y violencia de género, derivó en un incremento de las consultas ante abogados sobre escraches en las redes sociales, transformándose varias de ellas en denuncias judiciales concretas que ya se tramitan en los juzgados mendocinos.

La abogada Bárbara Peñaloza, especialista en delitos informáticos y reconocida por lograr un fallo judicial por en contra de una mujer que escrachó a su exmarido con falsas acusaciones en Facebook, reconoció que luego del caso que patrocinó y representó un hito sin precedentes en la provincia, ha tenido "un aumento considerable de consultas, tanto telefónicas como a través de mis redes sociales y páginas web" de personas que se han visto escrachadas en las redes sociales.

En ese sentido, señaló que "algunos casos los acepté y comencé todas las acciones adecuadas para poder encaminar una acción judicial concreta". Sin embargo, otras consultas "no las tomé porque los afectados tienen alguna denuncia previa efectiva realizada en la Justicia". A su vez añadió que las consultas no solo tratan sobre escraches por abusos o violencia, sino también por supuestas estafas que no están judicializadas. "Muchas de estas exposiciones obedecerían a sentimientos de represalia o venganza", consideró.

Peñaloza analizó este fenómeno desde una óptica jurídica: "Estoy alarmada por lo que veo, en el sentido de que pareciera ser un resurgimiento de la justicia por mano propia que llevó muchos años eliminar, no respetándose valiosos principios como los de inocencia y defensa en juicio. También creo que en esta especie de ola se mezclan muchas denuncias falsas, lo cual también es un delito".

"No es positivo para la sociedad este tipo de accionar y tampoco me parece bueno cargar a la Justicia con denuncias falsas o denuncias masivas con escrache, porque tenemos casos verdaderos de violencia, abuso, estafas y robos sobre los que debe expedirse la Justicia, pero termina abarrotada de causas inventadas en el afán de justicia por mano propia, represalias y venganza", añadió.

Para la letrada "tal vez falte un poco de educación digital al momento de utilizar las redes, porque aquellos que han iniciado estas acciones aparentemente desconocen que el escrache tiene consecuencias jurídicas. Por eso creo que se hace necesario revalorizar los principios jurídicos que perdieron relevancia y ayudaría a que estas conductas se frenen".

Dentro del fenómeno de los escraches públicos, se engloba una discusión más añosa y compleja: la sobreexposición en redes sociales y su impacto en la sociedad y las instituciones. Peñaloza explicó que se trata de una cuestión "muy negativa" dado que "uno queda expuesto a la opinión de cualquier usuario que pase por la red y lea la publicación", como así también "entorpece las investigaciones judiciales reales".

Temas
  • fenómeno
  • escraches
  • redes sociales
  • Facebook
  • Twitter
  • violencia de género
  • abusos
  • falsas denuncias
  • Justicia