Atraparon a los últimos prófugos del ataque a la comisaría de San Justo

Se trata de dos individuos que participaron del tiroteo en dicha sede policial bonaerense que dejó a una uniformada herida.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Atraparon a los últimos prófugos del ataque a la comisaría de San Justo(Google Maps)

Atraparon a los últimos prófugos del ataque a la comisaría de San Justo | Google Maps

Atraparon a los últimos prófugos del ataque a la comisaría de San Justo(Google Maps)

Atraparon a los últimos prófugos del ataque a la comisaría de San Justo | Google Maps

Un hombre de 39 años y un joven de 19 fueron detenidos en el barrio porteño de Villa Soldati y en la localidad bonaerense de La Tablada acusados de integrar la banda que asaltó a tiros una comisaría de San Justo para intentar rescatar a un preso e hirió de gravedad a la sargento Rocío Villarreal.

Los sospechosos fueron identificados por la Policía como Sebastián Ariel Rodríguez (39), alias "Seba"; y Tomás Sosa (19), apodado "Tomi"; con lo que ya suman ocho los apresados por el caso y los pesquisas creen que quedó desbaratada toda la organización criminal.

Según fuentes policiales detallaron a la agencia Télam, "Seba" fue detenido ayer por personal de la Policía Federal Argentina (PFA) en avenida Escalada, entre la autopista Dellepiane Sur y Castañares, de Villa Soldati, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires.

Efectivos de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA obtuvieron el dato de que "Seba" podía estar por esa zona y realizaron un relevamiento hasta que lo capturaron, ya que pesaba sobre él una orden de detención requerida por la fiscal de La Matanza a cargo de la causa, Alejandra Núñez.

Por su parte, "Tomi" fue apresado por policías bonaerenses cuando circulaba a bordo de un auto por avenida Crovara y el cruce con General Paz, a la altura de la localidad de La Tablada, partido de La Matanza.

Las mismas fuentes señalaron que uno de los elementos que llevaron a los investigadores a sospechar de Sosa fueron los mensajes de audio que se enviaron los supuestos miembros de la banda, en uno de los cuales se lo escuchó decir: "Yo también tengo ganas de 'fiambrear' (matar) hoy."

Los pesquisas creen que "Tomi" fue quien ingresó a la comisaría con la pinza corta candados con la cual planeaban liberar la puerta del calabozo donde se hallaba el preso Leandro Aranda (22).

Según los voceros, este joven ya había sido detenido en 2014 por el homicidio durante un robo de un muchacho identificado como Mariano Alejandro León pero escapó de un instituto de menores y desde entonces permanecía con pedido de captura de la Fiscalía 2 del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de La Matanza.

En tanto, las sospechas apuntan a que "Seba" fue otro de los cuatro delincuentes que irrumpió en el interior de la seccional y disparó contra los policías, entre ellos, la sargento Villarreal (25).

Los últimos dos detenidos quedaron a disposición de la fiscal Núñez, quien los acusa de la "tentativa de homicidio agravado" de la suboficial baleada y los indagará en las próximas horas.

En la causa ya se encontraban detenidos Zahira Ludmila Bustamante (19), su primo Bruno Postigo Marullo (19), Daniel Rodríguez (30), Gonzalo D'Angelo (22), Tomás Villamil (27) y la abogada Leticia Tortosa (39).

Bustamante está acusada de haber planeado el asalto a la comisaría para intentar rescatar a su novio Aranda, quien se hallaba detenido allí por el homicidio de un ex cómplice suyo, con quien presuntamente se disputaba un cargamento de 70 kilogramos de cocaína que le habían "mejicaneado" a un capo narco de una villa porteña.

Sin embargo, la propia joven aseguró la semana pasada en una carta difundida por uno de sus abogados, Jorge Irineo, que ella no planificó el ataque ni intervino en él y argumentó que su "única culpa" fue haberse "enamorado" de Aranda, con quien tiene un hijo de ocho meses.

Para los pesquisas, Postigo Marullo era el dueño de un Volskwagen Fox que se cree que fue utilizado en el hecho y que luego fue denunciado falsamente como robado y apareció quemado en La Matanza.

A su vez, este muchacho aparentemente conducía un Volkswagen Vento que fue el auto de "apoyo" del Fox.

En esa línea de investigación, D'Angelo está acusado de ser quien conducía dicho Fox y Daniel Rodríguez -quien tenía un pedido de captura por un homicidio- de ingresar a la seccional, al igual que Villamil, a quien lo sindican como el hombre de barba que se observa en los videos disparando.

Finalmente, a la abogada Tortosa la acusan de haber sido quien ingresó el celular a la comisaría con el que se planeó el violento rescate y que luego apareció en poder de su defendido Aranda.

Por otro lado, la sargento Villarreal permanecía ayer internada en el Centro Médico Integral Fitz Roy, del barrio porteño de Villa Crespo, donde el sábado fue visitada por el presidente Mauricio Macri, quien le manifestó que "no está sola" y que es "muy valiente".

Villarreal resultó malherida la madrugada del 30 de abril último, cuando al menos cuatro delincuentes vestidos de policías y con una herramienta cortacandados entraron a los tiros a la comisaría 1ra. de La Matanza, ubicada en Villegas al 2400 de San Justo, en el sudoeste del Gran Buenos Aires.

El asalto fue resistido por los cuatro policías de la oficina de guardia, entre ellos la joven sargento, y los delincuentes tuvieron que escapar sin poder concretar el rescate del preso Aranda.

A raíz del tiroteo, Villarreal, quien es madre de una niña de tres años y oriunda de la localidad de Isidro Casanova, recibió un balazo en el pecho que le lesionó varios órganos, le destruyó una vértebra y afectó la médula, por lo que quedó por el momento sin sensibilidad en los miembros inferiores.