Así llegan los venezolanos a la Casa del Migrante

Vienen al país en extrema situación de vulnerabilidad. Atrás dejan a sus seres queridos, sus casas y sus carreras profesionales. Cómo es la vida de los que abandonan todo para convertirse en expatriado.
Avatar del

Nacho de Villafañe

Así llegan los venezolanos a la Casa del Migrante

Así llegan los venezolanos a la Casa del Migrante

 La Casa del Migrante queda en Dorrego, a siete cuadras de la Terminal de Ómnibus. Se trata de un hogar de tránsito administrado por la congregación de los scalabrinianos que ofrece cama, comida y apoyo a los extranjeros que llegan al país cargados de ilusiones y faltos de todo recurso material.

Al lugar llegan personas de todas las naciones e incluso hay algunos provenientes de otras provincias. De paraguayos a bolivianos, desde haitianos hasta colombianos, todos son bien recibidos en el Hogar "Padre Tarcisio Rubín", con su puerta sobre Joaquín V. González al 450.

Sin estar ajeno a la realidad internacional, en los últimos años esta casa se convirtió en uno de los testigos de un fenómeno migratorio que cada vez impacta más fuerte en la región. Otrora conocida como "el hogar de los peruanos" -el hogar fue inaugurado durante un período de mucha afluencia de gente proveniente de ese país-, ahora en la cocina la mayoría de los que trabajan vienen desde Venezuela.

Mirá el video superior y descubrí cómo es la vida de los migrantes venezolanos en su paso por el limbo hacia el futuro abandonaron en su tierra natal.