Asesinaron a subcomisario en el Gran Buenos Aires

Ocurrió cuando delincuentes quisieron robarle el auto y el hombre se resistió.
1/2
Asesinaron a subcomisario en el Gran Buenos Aires

Asesinaron a subcomisario en el Gran Buenos Aires

Imagen ilustrativa de Florencio Varela

Imagen ilustrativa de Florencio Varela

 Un subcomisario de la policía bonaerense fue asesinado esta mañana por delincuentes cuando se resistió al robo del auto en el que circulaba con una compañera de la fuerza, quien resultó ilesa, en el partido bonaerense de Florencio Varela, informaron fuentes policiales y judiciales.


En tanto, los investigadores lograron luego la detención de un menor de edad, acusado de ser uno de los presuntos asaltantes, añadieron los voceros.
El policía fue identificado como Carlos Rupchienski, quien cumplía funciones en la policía local con sede en la comisaría de la localidad bonaerense de Ensenada, partido de La Plata, pero que estaba en la zona de Florencio Varela trasladando en su auto a una compañera de trabajo.

Los hechos se dieron alrededor de las 6.30 en la calle Kabul al 1300 entre El Cairo y Burruchaga, en el mencionado distrito del sur del conurbano bonaerense, cuando el subcomisario estaba en su vehículo Volkswagen modelo UP junto a su colega, ambos vestidos de civil y franco de servicio.

En ese momento, se le acercaron a pie tres delincuentes armados que le exigieron la entrega de su auto, pero el funcionario público se resistió al asalto y se identificó como policía.

Fue entonces que se produjo un intercambio de disparos en el que el agente recibió dos balazos, mientras que su compañera resultó ilesa porque pudo lograr cubrirse del área de fuego.

Rupchienski fue trasladado de urgencia al hospital El Cruce de Florencio Varela, situado a unas quince cuadras del lugar del tiroteo, pero cuando era atendido por los médicos de guardia murió producto de la gravedad de las heridas provocadas por los disparos.

En tanto, los informantes indicaron que los ladrones escaparon con el auto del policía local y con las armas reglamentarias de ambos agentes.

A su vez, la mujer que acompañaba a Rupchienski fue identificada por los investigadores como la oficial Gisela Mabel Martínez, a la que los delincuentes le robaron además su teléfono celular y la documentación personal.

Tras el robo, la propia mujer fue la que alertó a sus pares sobre lo sucedido.
Por este motivo, efectivos de la jefatura Departamental de Florencio Varela y de Lomas de Zamora iniciaron de inmediato un rastrillaje localizando rápidamente el vehículo robado, en cuyo interior circulaban tres personas.

Fue entonces que, al verse perseguidos, se bajaron del rodado en la Avenida Camino General Belgrano, siempre en Florencio Varela, y comenzaron su fuga a pie.

Sin embargo, los uniformados lograron detener a uno de los presuntos autores del asalto y asesinato del subcomisario, en momentos en que pretendía entrar a uno de los barrios de la zona, simulando ser un vecino.

El detenido fue identificado como un menor de 16 años, al que se le secuestró una munición que deberá ser peritada para determinar si es el mismo calibré que mató a Rupchienski, indicó otra fuente a cargo de la investigación.
En tanto, los otros dos delincuentes permanecían prófugos y esta tarde eran intensamente buscados por efectivos policiales.

La causa estaba a cargo de la fiscalía general de Quilmes, pero al ser el detenido menor edad, fue derivada a al Fuero Penal Juvenil para continuar con el procedimiento ante el crimen cometido.

El asesinato del subcomisario Rupchienski es el primero en lo que va del 2018 en lo que refiere a integrantes de las fuerzas de seguridad.

El último crimen de un efectivo había ocurrido el pasado 30 de diciembre, cuando el suboficial auxiliar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, Martín López Sáenz, fue asesinado a balazos cuando delincuentes le robaron la moto en el barrio porteño de San Telmo.

En tanto, el último policía bonaerense asesinado había sido el teniente primero Pedro Velázquez, quien el 6 de diciembre de 2017 murió luego de recibir dos balazos por delincuentes que intentaron robar la camioneta de reparto de mercadería en la que se trasladaba al realizar tareas de custodio, en la localidad bonaerense de Virrey del Pino.