Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto

Luego de la inauguración del paseo, los automovilistas se encontraron con la sorpresa de que debían pagar $50 por estacionar en las calles aledañas.
Avatar del

Lectores de MDZ

1/3
Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto(Alf Ponce / MDZ)

Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto | Alf Ponce / MDZ

Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto

Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto

Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto(Alf Ponce / MDZ)

Arístides: después de la Fiesta, el trago amargo al buscar el auto | Alf Ponce / MDZ

La calle Arístides Villanueva fue una verdadera fiesta anoche por la inauguración de las remodelaciones de fondo que realizó la Municipalidad de Capital.

Unas 20.000 personas disfrutaron de su rediseño, pensado especialmente para peatones, junto a bandas en vivo, propuestas gastronómicas y buenos vinos.

Sin embargo el último trago fue amargo para quienes fueron en auto, ya que al regresar a buscarlo se encontraban con la sorpresa de que debían pagar $50 por el estacionamiento en las calles aledañas.

El bono "sorpresa" con el que se encontraron los automovilistas.

Sin previo aviso, la Municipalidad entregó a cuidacoches obleas especiales para colocar a todos los coches que se estacionaran en la zona alrededor de la Arístides, vecinos incluidos.

Indignados, muchos automovilistas intentaron negarse a pagar, ya que no se les avisó de antemano del costo. Sin embargo finalmente debían sacar la billetera ya que muchos cuidacoches no reaccionaban de la mejor manera a la negativa.

Algunos lectores de MDZ reportaron amenazas, mientras que en otros casos los "trapitos" se paraban delante del coche impidiéndole que se fuera hasta que no pagara los $50 que la comuna impuso "de prepo".