Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

¿Cuánto más placentero y entretenido es hacer esas cosas en equipo? Comunicación, confianza y liderazgo, indispensable para que funcione.
Avatar del

Natalia Aramburú

1/3
Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Alta Performance y Calidad de Vida: El trabajo en equipo

Entre todas las opciones que existen para concretar una tarea, hay una en particular que, si bien en principio puede parecer más complicada, a la larga es la que da mejores resultados y mayor gratificación ya que el triunfo es compartido.

Natalia Aramburu

Pensemos en cualquier labor a realizar, desde los quehaceres domésticos –por ejemplo, ordenar, limpiar, cocinar– hasta otras como planificar y llevar a cabo un viaje, un proyecto, un emprendimiento... ¿Cuánto más placentero y entretenido es hacer esas cosas en equipo? Mucho mejor si el grupo está conformado por personas amigas.

Es importante tener en cuenta que para que un grupo funcione trabajando en conjunto, previamente habrá una etapa de aprendizaje, indispensable para que las responsabilidades de cada uno sean asumidas y luego organizadas con una buena planificación en función de metas claras. A veces puede parecer que las cosas demorarán más al distribuir tareas entre varias personas; no obstante, si el fin último es común a todos, es más probable llegar antes y con éxito a los resultados esperados.

En cuanto al criterio con el cual elegir quiénes se ocuparán de las distintas partes del trabajo, es necesario valorar las cualidades individuales para, por un lado, responsabilizar a cada miembro del equipo de cuestiones que sus habilidades le permitan encarar sin demasiado estrés y, por otro, proponer tareas que requieran una cuota de autosuperación, ya que así sumaremos un porcentaje de desafío y aprendizaje permanente.

En mi opinión, para que el trabajo en equipo funcione con éxito, son indispensables la fluida y transparente comunicación, objetivos en común, responsabilidad, entusiasmo, cariño por lo que se hace y por los compañeros. Y –por supuesto– al frente, un claro liderazgo.

Por Natalia Aramburú, directora de la sede Mendoza del Método DeRose.