Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Durante el fin de semana esperan terminar los trabajos para solucionar el colapso de cloacas. Impacientes, los alumnos decidieron no ingresar al tradicional establecimiento.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/6
Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

Algo huele mal en Bellas Artes: clases suspendidas y obras contrarreloj

El jueves, la esquina de Patricias Mendocinas y Pedro Molina de Ciudad fue noticia. Los alumnos de la Escuela Bellas Artes de Capital decidieron no ingresar al edificio. Acompañados de algunos docentes y de integrantes del SUTE se expresaron en una asamblea en la puerta del histórico colegio.

A pesar de los reclamos realizados desde el establecimiento educativo, debido a graves problemas de cloacas, la solución definitiva no llegó a tiempo.  

Diariamente allí se dictan talleres artísticos, por lo que hay movimiento prácticamente durante todo el día.  Flavio Arienzo es el director de la Escuela Bellas Artes 4-024 a la que asisten 450 alumnos

En diálogo con MDZ dijo que el problema viene desde noviembre del año pasado, cuando una empresa constructora habría roto la boca de registro por donde pasan los líquidos cloacales.  

Después de haber realizado varios llamados al área de Infraestructura Social Básica (ISB), Arienzo cuenta que presentó una nota solicitando una solución a esta problemática. "Hace rato que saben de esta situación", dijo preocupado el directivo.

"Acá los chicos están todo el día. De 8 de la mañana a las 6 de la tarde, por los talleres. Tenían el ingreso y egreso con líquidos cloacales. Era tremendo, no se solucionó. Recién el fin de semana pasado se solucionó a medias. Se destapó un poco, aparentemente habían cascotes adentro, pero los olores han seguido. Este fin de semana van a trabajar a ver si solucionan la red troncal que depende de Aysan y que se han venido a preocupar cuando la bomba explotó. Calculo que ahora se va a solucionar". 

"Tengo las notas del registro de todo. Yo suspendí las clases cuando me autorizaron, sino yo no puedo suspender", dice Arienzo. 

Desde el Infraestructura Social Básica (ISB) admitieron que hubo una descoordinación y que el problema debe ser solucionado por Aysam debido a que el caño roto se encuentra fuera del establecimiento.

Emilio Pastorino, subdirector de Mantenimiento y Reparación de Escuelas, explicó: "Hace unos días aparentemente se desmoronó una cámara de 60 x 60, al lado de la vereda, y circulaba el agua. Cuando la empresa fue a hacer el trabajo se encontró con que el caño que va desde la cámara hacia la calle, estaba obstruido. Esa cañería pertenece a Aysan. Se hizo el reclamo, pero Aysam no pudo destaparlo. El martes se decidió excavar para reemplazar un tramo de cañería. Al excavar encontramos cables; al parecer es un nudo de cableado. Este viernes apareció Aysam para hacer los trabajos definitivos".

Por su parte, Aguas Mendocinas expresó en un comunicado que el problema se originó por los trabajos realizados dentro de la escuela, lo que generó un desplazamiento de escombros hacia la red cloacal.