Alertó una falsa bomba en un boliche e irá a juicio

Un joven será enjuiciado luego de alertar falsamente sobre la presencia de una bomba en un local bailable al cual previamente le habían impedido la entrada.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Alertó una falsa bomba en un boliche e irá a juicio

Alertó una falsa bomba en un boliche e irá a juicio

Alertó una falsa bomba en un boliche e irá a juicio

Alertó una falsa bomba en un boliche e irá a juicio

Un joven irá a juicio oral y público por realizar una falsa amenaza de bomba al 911 porque no lo dejaron entrar a un local bailable en la ciudad de Buenos Aires, lo que obligó a evacuar el lugar y montar un operativo cuyo costo se calculó en diez mil pesos en noviembre último.

El procesado, identificado como Ezequiel Velázquez Pantigoso, llamó tres veces en la madrugada del 20 de noviembre pasado al 911 para alertar sobre la colocación de una bomba y la presencia de "tres personas armadas" en el local "Museum", ubicado en calle Perú 535 del microcentro porteño, en el cual había en ese momento unas dos mil personas, según cálculos policiales.

La denuncia obligó a la policía a realizar un fuerte operativo y el envío al lugar de expertos en explosivos que, tras un exhaustivo rastrillaje determinaron que no había ningún artefacto para detonar.

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio hecho por el fiscal federal Carlos Rivolo, citado por la agencia Télam, el joven fue detenido en el lugar porque despertó sospechas al recibir en la vereda a la policía y preguntar a un agente si habían llegado hasta allí por la "bomba".

Las pericias realizadas luego, determinaron que los tres llamados fueron hechos desde un celular a su nombre.

"El anuncio intimidatorio realizado por Velázquez Pantigoso motivó la ejecución de un protocolo de evacuación de personal del local bailable Museum y la intervención de la Brigada de Explosivos para constatar nada menos que la presencia de un artefacto explosivo en el lugar", se destacó en el pedido fiscal para enviar al acusado a juicio.

El procesado se negó a declarar cuando fue indagado pero "pidió disculpas" por lo ocurrido: "Es que no me dejaron entrar al boliche", confesó.

Los llamados obligaron a evacuar el edificio donde había unas 2000 personas para inspeccionar los cuatro niveles del lugar con un costo de 9798,82 pesos, según informó la Policía.

Rivolo pidió que el joven sea enviado a juicio oral por el delito de "intimidación pública".