Alertan sobre estafas a través de Tinder en Mendoza

Se trataría de una banda que opera desde Buenos Aires y Córdoba. Utilizan la aplicación para engañar a los usuarios solicitando giros de dinero.
Avatar del

Kevin Maroto

1/2
Alertan sobre estafas a través de Tinder en Mendoza

Alertan sobre estafas a través de Tinder en Mendoza

Alertan sobre estafas a través de Tinder en Mendoza

Alertan sobre estafas a través de Tinder en Mendoza

Tinder es una aplicación concebida para buscar pareja y concertar citas y encuentros. Sin embargo, su finalidad inicial se ha ido desvirtuando y en los últimos tiempos se ha utilizado para otros fines que seguramente sus creadores no previeron, como estafar a sus usuarios por ejemplo. Son numerosos los casos que se han registrado en distintas partes del mundo y la operatoria delictiva parece haber llegado a Mendoza.

Cuando Mónica se bajó la aplicación no imaginó que tiempo después terminaría borrándola y denunciando a una de las personas que conoció en ella. Al deslizar su dedo índice hacia la derecha al aparecer el perfil de Arnold Wallace en la pantalla de su smartphone, la mujer oriunda de Guaymallén no esperaba que la potencial historia de amor entre ambos se convertiría en una pesadilla que ahora quiere olvidar.

"Cuando lo conocí en la aplicación me dijo que era médico militar en Afghanistán. A los dos días me decía que estaba enamorado de mí, que iba a venir a Argentina y que se quería casar conmigo. Me causó gracia y le seguí el juego por joder", cuenta Mónica sobre el comienzo del flirteo que terminaría de la peor manera.

Si bien la aplicación en su versión gratuita permite contactar con personas en un rango de geolocalización de 160 kilómetros de distancia como máximo, en su versión paga (Tinder Plus) ofrece al suscriptor la función Passport, que le permite cambiar su ubicación y adaptarla a la de sus posibles conquistas o, en este caso, víctimas.

"Seguimos charlando, siempre por mail o por la aplicación, y en un momento le conté que estaba mal económicamente y le pregunté si estaba dispuesto a hacer un esfuerzo por mí. Es ahí cuando se pone en marcha todo el tema de la estafa", agrega Mónica.

"Me dice que me va a mandar 60.000 dólares en una valija a través de un diplomático, pero agrega que para poder retirarla del aeropuerto tenía que enviar 1.200 dólares por Western Union o Money Exchange (compañías de servicios financieros que permiten enviar dinero a cualquier lugar del mundo) para solventar no sé qué tasas y aranceles", continúa Mónica su relato.

"Luego me llama una mujer de nombre Kelly haciéndose pasar por esa diplomática y queriendo coordinar el envío del dinero. Fue entonces cuando me asusté e hice la denuncia porque no sabía hasta donde estaban dispuestos a llegar para concretar la estafa", agrega la mujer.

La División de Delitos Tecnológicos de Mendoza tomó cartas en el asunto y comprobaron que detrás del engaño se encuentra una red de estafadores que opera desde las provincias de Buenos Aires y Córdoba.

"Utilizan varias cuentas de Facebook con nombres y fotos de extranjeros. Cuentan varias historias pero todas giran en torno al mismo modus operandi. En algún momento surge una excusa para pedir un giro de dinero de mayor o menor monto", explicaron.

Este tipo de estafa es conocida popularmente como estafa nigeriana porque se lleva a cabo principalmente por correo electrónico. Adquiere su nombre del número de artículo del código penal de Nigeria que viola, ya que buena parte de estas estafas hasta hace unos años provenían de aquel país africano. 

Esta estafa consiste en ilusionar a la víctima con una fortuna inexistente y persuadirla para que pague una suma de dinero por adelantado, como condición para acceder a la supuesta fortuna. Las sumas solicitadas son bastante elevadas pero insignificantes comparadas con la fortuna que las víctimas esperan recibir. Muchos "cuentos del tío" han encontrado inspiración en este popular tipo de estafa, utilizando a las redes sociales y a las nuevas tecnologías como aliadas para concretar el fraude.