Alerta naranja por el calor y las tormentas en Mendoza

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta por la posibilidad de que se registren fuertes tormentas en la zona Centro y Este de la provincia. Además, por la ola de calor mantiene el estado de alerta naranja. Ayer se registró una fuerte tormenta y en dos horas cayeron 20mm de agua.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Alerta naranja por el calor y las tormentas en Mendoza

El Servicio Meteorológico Nacional, SMN, emitió una alerta por la posibilidad de que se registren fuertes tormentas durante la tarde-noche en el Centro y el Este de Mendoza.

El organismo señala lo siguiente: "Se prevé que durante el día de hoy las lluvias y tormentas se intensifiquen y se extiendan al área de cobertura pudiendo ser, algunas de ellas, localmente fuertes, estar acompañadas de ráfagas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos. Las condiciones comenzarán a mejorar de sur a norte a partir de la noche de hoy o madrugada del jueves 27". El organismo señala que actualizará la alerta a las 18.30 horas.

noticia_a9b06421-0925-11e9-bc70-0ef48ab09a3e

Además, el mismo organismo emitió una alerta naranja por la ola de calor que vivimos desde el sábado y que hoy tendría su jornada más complicada en Mendoza y San Juan.

Hoy sería el último día de calor extremo y mañana ya se sentiría algo de alivio, aunque con la máxima rondando los 30º.

La tormenta de ayer se sintió con fuerza en el Gran Mendoza y en la Zona Este. En el Parque General San Martín se registró la caída de 20mm de agua y en Godoy Cruz se registraron 15mm en sólo dos horas. En el departamento de Santa Rosa hubo una fuerte caída de granizo, por lo que este nuevo anuncio de tormenta pone en alerta a los productores y a los organismos de emergencia.

Qué hacer en el caso de un golpe de calor

En estos días de altas temperaturas, se está en riesgo de sufrir lo que habitualmente se denomina “golpe de calor”, que se produce cuando el organismo no puede refrigerarse a través de los mecanismos normales como el sudor o a través de la respiración. Esta situación puede producir síntomas a los que hay que prestar mucha atención.

Los más frecuentes son dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración –que cesa repentinamente–, somnolencia y respiración alterada. Desde el Gobierno indicaron que que si una persona siente mareos o se desvanece, se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante pero nunca infusiones calientes ni muy dulces, y se le puede colocar agua fría en las muñecas para aliviarla.

Después de adoptar estas medidas, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano, porque el calor intenso afecta al aparato respiratorio, que no puede recibir todo el oxígeno necesario. Todo ello produce una falta de riego y de oxigenación con consecuencias de compromiso cardiorrespiratorio con serio riesgo de vida.

Esta seria afección se puede evitar con algunas medidas sencillas, como beber abundante agua todo el día, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos. De este modo, se puede prevenir el golpe de calor, la deshidratación o los trastornos gastrointestinales, entre otros problemas.

golpe_calor.jpg

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?