Advierten que se agudiza la crisis hídrica en Mendoza

Investigadores del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), aseguran que las escasas nevadas de este invierno agudizan la crisis hídrica más severa de los últimos 110 años en los Andes del oeste argentino, lo que además pone bajo mucha presión a los glaciares de montaña. Los pronósticos a futuro no son favorables, por lo que instan a los mendocinos a tomar conciencia y cuidar mejor el agua.

Avatar del

Redacción MDZ Online

Advierten que se agudiza la crisis hídrica en Mendoza(Pachy Reynoso/MDZOL)

Advierten que se agudiza la crisis hídrica en Mendoza | Pachy Reynoso/MDZOL

Las escasas nevadas que se produjeron este año agravan la peor crisis hídrica que Mendoza viene sufriendo desde hace nueve años, siendo que la superficie cubierta por nieve en los Andes es muy inferior al último "invierno nevador" del 2002, aseguran investigadores del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), perteneciente al Conicet.

El informe firmado por los científicos Mariano Masiokas, Ricardo Villalba, Leandro Cara, Ezequiel Toum y Juan Rivera, alerta que "en los últimos años (2010-2018) esta región montañosa ha sufrido la sequía más extrema y prolongada del registro instrumental, intensificando los conflictos por el uso de los escasos recursos hídricos disponibles". Para ello los investigadores se basaron en mediciones tomadas por imágenes satelitales de cobertura de nieve, las que muestran que en todas las cuencas de los ríos de Cuyo, la superficie cubierta por nieve en el 2018 "fue muy inferior a lo que podemos observar en un invierno 'nevador' como fue el de 2002, por ejemplo".

mapa nieve en cordillera

A su vez, el documento señala que "las escasas nevadas que se registraron este invierno tendrán como consecuencia directa una reducción significativa en los caudales de los ríos andinos en la temporada 2018-2019", que llegará al 60% de los valores normales. Esto dejará nuevamente "a los glaciares en una posición muy importante como fuentes de agua extra que permitirá cubrir, en parte, la falta de nieve". De todos modos, los glaciares andinos tampoco representan "una fuente ilimitada de agua, ya que estos cuerpos de hielo también se han visto afectados por un importante retroceso en las últimas décadas".

Casi una década de sequía

La situación crítica de este año, que se prolongará al menos durante los primeros meses del 2019, se enmarca en el largo periodo de sequía que Mendoza (y la región andina) viene soportando desde 2010. En base a cálculos estadísticos, el Ianigla determina que "la crisis hídrica actual muy probablemente sea la más aguda que hemos experimentado en la región desde principios del siglo XX, cuando se iniciaron las mediciones de caudales".

"Si tomamos el valor máximo anual de superficie cubierta por nieve calculado a partir de la información satelital, y lo comparamos con la serie regional de acumulación de nieve medida en las estaciones de alta montaña, vemos que las dos variables se asemejan mucho. Esta validación independiente de la información permite, además, analizar las tendencias de estas variables, las cuales también son similares y claramente negativas desde que comenzó el siglo XXI", agregan los investigadores.

promedio regional de caudales y nieve

Conciencia y cuidado del agua

Los datos son contundentes y demuestran que los mendocinos deben tomar conciencia de la escasez del recurso hídrico y la necesidad de cuidarlo para su máximo aprovechamiento sin descuidar los aspectos ambientales. "Teniendo en cuenta la preocupante situación que genera la falta de nieve en cordillera, y sabiendo que todos los habitantes de esta extensa región dependen directa o indirectamente de este escaso recurso hídrico para subsistir y desarrollarse, es claro que no se puede seguir desperdiciando el agua en el hogar, en los comercios, en las industrias ni en las actividades agrícolas de las provincias afectadas", reza el informe del Ianigla.

"Esta necesidad de cuidar el agua se torna más urgente y relevante si tenemos en cuenta las proyecciones climáticas para las próximas décadas, las cuales indican que las condiciones de sequía en esta región podrían continuar y aún acentuarse en el futuro. Si a esto sumamos las crecientes presiones humanas que hoy existen sobre los recursos hídricos y los ecosistemas andinos, queda en evidencia la necesidad de estudiar y entender en forma integral el sistema hidrológico cordillerano para poder manejar en forma responsable el agua y los ambientes naturales que generan este bien tan preciado en la Cordillera de los Andes", concluye.

Temas
  • IANIGLA
  • Ianigla
  • Instituto Argentino de Nivología
  • Glaciología y Ciencias Ambientales
  • Conicet