Acusan a un cuidador de cabañas de estafar a Lázaro Báez

Se investiga si el responsable de un complejo turístico situado en Tierra del Fuego y perteneciente al empresario detenido, se quedó con la recaudación.
Avatar del

MDZ Policiales

Acusan a un cuidador de cabañas de estafar a Lázaro Báez

Acusan a un cuidador de cabañas de estafar a Lázaro Báez

El cuidador de un complejo de cabañas de Lázaro Báez en el municipio de Tolhuin, en Tierra del Fuego, es investigado judicialmente por cobrar unilateralmente los alquileres de las propiedades sin rendir el dinero al empresario, que está detenido desde abril de 2016 por presuntos negociados con la obra pública.

Rubén Mario Sile, de 43 años y empleado municipal de Tolhuin, quedó inmerso en una causa penal por presunta estafa que tramita en el Juzgado de Instrucción de Río Grande, a cargo del juez Daniel Césari Hernández, y que acaba de ser impulsada a través de un requerimiento de instrucción por el fiscal Pablo Candela, confirmaron a la agencia Télam fuentes judiciales.

La investigación surgió a instancias del propio juez Federal Sebastián Casanello -a cargo de la causa donde está procesado Báez- luego de un allanamiento practicado en las cabañas de Tolhuin en octubre de 2017.

Es que cuando una comitiva de la Policía Federal se presentó en el complejo situado a orillas del Lago Fagnano, Sile explicó que el lugar había sido administrado hasta 2015 por Alfredo Benjamín Zárate, individualizado como el testaferro de Lázaro Báez en la provincia.

Sile dijo haber sido contratado por Zárate para realizar "remodelaciones y tareas de mantenimiento", pero desde mediados de 2015 "desapareció y quedó adeudándole dinero por su trabajo", indicó.

El hombre le confesó a la policía que desde entonces resolvió convertirse en el administrador de la propiedad y que comenzó a "alquilar las cabañas por su cuenta".

También mencionó que el dinero que obtiene lo utiliza para pagar los salarios de dos empleados del lugar, que estaban presentes al momento del allanamiento, y que con el resto cancela facturas de luz, agua y gas.

Uno de los empleados mencionados por Sile declaró que en su caso fue contratado por el propio Lázaro Báez, en 2008, para refaccionar las cabañas y "otras propiedades suyas en la provincia".

Casanello tomó conocimiento de estos datos y resolvió, meses más tarde, remitir las actuaciones a la justicia provincial para que comience una investigación, lo que finalmente se concretó en las últimas horas con el requerimiento suscripto por el fiscal Candela.

"No estoy al tanto de ninguna investigación. Hasta el momento nadie me notificó nada. Es cierto que administro las cabañas, pero no me quedo con ningún dinero. Pago servicios y sueldos", sostuvo Sile.

El fiscal pidió como pruebas que la policía identifique a Zárate (que tiene domicilio en Río Grande) y a las personas que trabajan en las cabañas.

También requirió al Registro de la Propiedad Inmueble que certifique el nombre del titular del complejo turístico.

Según reveló una investigación de la agencia Télam sobre los bienes de Báez en Tierra del Fuego, las cabañas situadas sobre una de las márgenes del camino de ripio que conecta la cabecera del lago con el centro de Tolhuin están identificadas catastralmente como "Sección T Macizo 35 Parcela 1" y figuran igual que otras propiedades, a nombre de Badial SA, una de las constructoras de Báez.

El complejo cuenta con "una entrada principal, un edificio de administración, recepción y quincho".

En total son 11 cabañas: 6 con vista al Lago Fagnano, que son las más antiguas y se alquilan a 6500 pesos mensuales. Tienen un comedor, dos habitaciones y un baño. Las otras 5, más nuevas, se alquilan por 8500 pesos.

Tolhuin es considerado el "segundo El Calafate", que Báez pretendió fundar en Tierra del Fuego para generar un polo turístico similar al de la localidad santacruceña, y al que luego abandonó cuando se modificó la situación política de la isla.

Además de las cabañas, Báez es dueño de la hostería "Lo de Vilma", que según registros oficiales también figura a nombre de Badial.