Murialdo: piden que al imputado no lo juzgue la opinión pública

Hasta el momento, un celador del Instituto Leonardo Murialdo es el único imputado por el abuso sexual a una nena de 4 años que asiste al jardín de infantes de esa institución. Un grupo de padres, amigos y familiares del detenido, consideran que el hombre ya fue juzgado mediáticamente, por eso difundieron un duro comunicado donde reclaman atenerse a los hechos y no a las cadenas de Whatsapp. 

Avatar del

Redacción MDZ Online

El caso de abuso conmocionó a la comunidad del Instituto Murialdo.

El caso de abuso conmocionó a la comunidad del Instituto Murialdo.

El caso del abuso a una niña de 4 años en el Instituto Leonardo Murialdo, ocurrido a comienzos del mes pasado, tiene hasta ahora un solo imputado. Se trata de un celador de esa institución, el cual hasta ahora es el único detenido. 

Mientras se avanza en la investigación, a través de cámara Gesell para reconstruir el hecho en base a lo que relata la pequeña, los peritajes al celular del empleado de Murialdo, el estudio de lo que muestran las cámaras de seguridad y unos cuantos testimonios más, desde ambos lados de los protagonistas le plantean al Ministerio Público Fiscal y puntualmente a la Oficina Fiscal 9 que se agilice el proceso. 

Tanto desde la familia de la alumna como de un grupo de padres, amigos y familiares del celador, reclaman una pronta definición. Precisamente este último grupo emitió un comunicado para expresar su visión del caso. 

“Con mucho pesar, familiares y amigos del acusado de abuso en el Instituto Murialdo, nos vemos en la obligación de manifestarnos ante algunas declaraciones que se viralizaron en los últimos días. Desde el primer momento que se conoció la denuncia la madre de la víctima utilizó los medios y las redes sociales para contar su versión de los hechos, la cual viralizó más de 150 audios antes de realizar la denuncia y tener la confirmación del abuso, confiando más en la opinión pública que en la justicia y en los informes periciales, poniendo en riesgo la intimidad de su hija.

Entendemos que es una acusación grave que merece todo el accionar de la justicia, en busca de la verdad por el bien de una niña que fue, según la pericia de la médica forense, abusada, pero aún se encuentra en estado de prueba si semejante hecho aberrante y repudiable fue cometido en la escuela y perpetrado por el celador quien hasta el momento es el único acusado en la causa.

Así mismo nos parece de suma importancia aclarar que la investigación se basa en demostrar que el acusado cometió abuso sobre la menor en un tiempo de 2 minutos y 30 segundos que lamentablemente no está registrado en las cámaras, aunque se pretenda poner a debate público resultados de la pericia telefónica que según la presunción del abogado querellante -no de los psicólogos intervinientes en el proceso- posee perfil de abusador sexual, teniendo en cuenta que la misma por el momento carece de datos importantes sobre el uso del teléfono en el horario en que supuestamente se produjo el abuso, el cual no coincide con el horario de la denuncia inicialmente presentada, la cual posee más de una presentación espontánea por parte de la madre, que dicha persona, contrario a las declaraciones de la madre, no es personal de Nivel Inicial y se dirige en busca de unos materiales de trabajo a un patio de juegos, que se encontraba sin niños en ese momento.  Que no conocía a la niña y nunca había tenido contacto con ella. Así mismo más de 200 niños que asisten diariamente al nivel inicial, tampoco lo conocen.

Que a nuestro entender la descripción que la menor realiza corresponde a datos aportados por la familia, pero es obligación de los peritos y la justicia demostrar la veracidad de los hechos, las declaraciones realizadas por la madre y lo manifestado por la niña en la pericia un mes después de ocurrido el hecho, lo que le permite en este tiempo conocer colores, que en cámara Gesell no conocía.

Aún falta la presentación de pruebas y pericias en la causa, lamentamos que el abogado querellante tenga necesidad manifiesta de acudir a los medios para informar resultados parciales de las pericias, como así también repudiamos la publicación con fotos en redes sociales, ambos hechos con la intención de generar confusión en la opinión pública, presionar el accionar de la justicia y peor aún buscar la condena social de una persona que aún es inocente del hecho que se le imputa. No es nuestra intención difundir fotos de su madre o familiares ni mucho menos hacer públicas declaraciones que corresponden a la intimidad de la familia.

Queremos dejar claro que en ningún momento hemos recibido dinero alguno por parte de la Institución. Sabemos que desde el primer momento las puertas de la misma estuvieron abiertas para facilitar las pruebas necesarias para esclarecer esta causa. Los costos de la defensa se llevan adelante con ahorros personales y la generosa colaboración de amigos y personas que no solo creen en su inocencia sino que consideran que toda persona merece un juicio justo y entienden la necesidad de tener un profesional letrado. Pues toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario , cosa que aún no ha ocurrido con el imputado. Imaginamos que la familia también debe estar costeando los gastos de sus abogados pero desconocemos el origen del dinero que utilizan para tal fin.

En estos momentos el acusado, nuestro amigo, se encuentra detenido en el penal, como cualquier persona acusada de un delito grave, no goza de privilegio alguno. Evidente es el temor de la familia y sus abogados sobre la decisión a tomar por parte de la Jueza de Garantías en los próximos días, en quien confiamos y esperamos pueda resolver la situación procesal de acuerdo a la prueba que consta en el expediente y no a las marchas, presiones, declaraciones, audios y publicaciones en los medios que solo pretenden cuestionar el accionar de la justicia, una justicia independiente que hasta el momento ha actuado conforme lo establece la ley. Esperamos la verdad prevalezca por el bien de la menor y del acusado".

Temas
  • Polémica
  • Caso Murialdo
  • Abuso sexual
  • Instituto Leonardo Murialdo