"Abra de Santa Cruz es un paraje olvidado desde siempre"

Un habitante de la zona contó en MDZ Radio los conflictos limítrofes que tienen con Bolivia.
Avatar del

MDZ

1/2
"Abra de Santa Cruz es un paraje olvidado desde siempre"(Publicada por el diario El Tribuno)

"Abra de Santa Cruz es un paraje olvidado desde siempre" | Publicada por el diario El Tribuno

"Abra de Santa Cruz es un paraje olvidado desde siempre"(Publicada por el diario El Tribuno)

"Abra de Santa Cruz es un paraje olvidado desde siempre" | Publicada por el diario El Tribuno

En noviembre de 2013 se traslado un hito argentino, corriendo la frontera con Bolivia 30 km en perjucio del territorio salteño, pudo constatar el diario El Tribuno, aunque la cancillería negó que esto fuera cierto y aseguró que nuestro país no tiene litigios con Bolivia, y que los límites quedaron demarcados en 1925, y se respetan desde entonces.

Aldo Aparicio habitaba Abra de Santa Cruz, en Salta, y continúa trabajando con los pobladores y señala que aunque la cancillería argentina asegura que los límites no se corrieron, el territorio argentino perdió 30 km ante Bolivia.

Aparicio contó su historia a MDZ Radio durante el programa Hacete Cargo:

"Se corrieron efectivamante los límites pero fue antes de 2013, ellos -los bolivianos- construyeron una escuela dentro del predio ocupadolo ilegalmente, y construyen un camino que une la ciudad adjunta a la Quiaca con este lugar".

"El intendente los concejales, y la bicameral de Salta lo sabían pero ninguno se acercó a verificarlo", aseguró el hombre.

Además contó que un grupo de 30 argentinos intentó oponerse a los más de 150 soldados bolivianos que vinieron a correr los hitos, pero no pudieron. El salteño explicó que esto no se ha dado a conocer antes porque la gente de la zona "es muy sumisa y no sale de su lugar, en donde cría ganado, siembra maíz, papa andina, quinoa, hasta que no va a Mendoza o a Bahía Blanca en temporada de cocecha".

Son unas 120 o 150 personas, 30 familias, las que viven en la zona, en casas distanciadas, las que se dedican a proveerse su sustento con la agricultura a pequeña escala.

Aparicio contó que desde siempre se trató de "un paraje olvidado, hace 3 años la escuela de la zona tenía una población escolar de 150 alumnos y 11 docentes, mientras que este año cuenta con 4 docentes y 45 alumnos. La zona no tiene luz eléctrica, agua ni agua".

La mayoría de los alumnos se ha ido a la escuela boliviana que "hasta internet tiene", porque los funcionarios salteños no se ocupan de Abra de Santa Cruz, según entiende Aparicio.

El hombre estima que la clase política en su conjunto no admite la problemática porque debería intervenir el Congreso de la Nación, e incluso realizar un referendúm, y prefieren no hacerlo.