Sociedad Abogado constitucionalista

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado"

El letrado Andrés Gil Dominguez explicó en MDZ Radio por qué -desde su punto de vista- abortar debe ser considerado un derecho humano inalienable. Repasá la entrevista a propósito del debate que se viene en el Congreso.
Avatar del

MDZ Radio

1/3
Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado"(Aire de Santa Fe)

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado" | Aire de Santa Fe

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado"(publicada por fmlibre.com.ar)

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado" | publicada por fmlibre.com.ar

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado"(publicada por fmlibre.com.ar)

Abogado constitucionalista: "La penalización del aborto ha fracasado" | publicada por fmlibre.com.ar

"La penalización del aborto ha fracasado desde todas las posturas", consideró el abogado constitucionalista Andrés Gil Dominguez luego de que la Nación habilitara el debate sobre la legalización de la interrupción del embarazo en el Congreso. 

En medio de la polémica que genera la despenalización del aborto, el letrado dejó en evidencia que bajo el pretexto de decirle 'sí a la vida', al considerar al aborto como una práctica ilegal lo único que se ha logrado es decirle sí a la muerte. 

En ese sentido, ponderó una cifra elocuente: "En Argentina, por año, entre 300 mil y 400 mil mujeres se practican un aborto clandestino. Todas ellas corren serios riesgos de muerte y no hay ningún tipo de condena penal por esa cifra", remarcó en conversación con Uno nunca sabe, el programa que se emite por MDZ Radio. 

Desde su posicionamiento a favor de la legalización de la interrupción del embarazo, Gil Dominguez manifestó que se trata de un derecho humano que ya está consagrado no sólo en la Constitución Nacional sino también en los Tratados de Derechos Humanos que tienen jerarquía constitucional. 

"Así surge de la constitución y de los tratados de derechos humanos que tienen jerarquía constitucional que la existencia de leyes penales que imposibiliten a las mujeres acceder al aborto implica una violación y el derecho a la salud sexual reproductiva", apuntó el doctor en Derecho. 

Repasó que desde 1921 el aborto está despenalizado en nuestro país en casos de que corra peligro la mujer o en caso de violación y que ello fue ratificado oportunamente por la Convención Constituyente. 

En esa línea, recordó la implicancia del fallo F.A.L mediante el cual la Corte Suprema de la Nación precisó el alcance del aborto no punible indicando que la interrupción del embarazo proveniente de toda clase de violación y que cualquier caso de aborto no punible no está supeditado a trámite judicial.

Observó, entonces, que "la penalización del aborto ha fracaso desde todas las posturas". Desde aquéllas que sostienen que se debe proteger a la mujer y a la vida, cuando por año se practican 300 y 400 mil abortos clandestinos en donde mueren mujeres sobre todo de bajos recursos, y desde quienes entienden que con la legalización del aborto, éstos se incrementarían significativamente, cuando, en los hechos, se practica constantemente la interrupción del embarazo y bajo condiciones de alto riesgo.  

Por último, en relación a la resistencia que suele haber entre los profesionales de la Salud, la objeción de conciencia, el letrado sostuvo: "La objeción de conciencia tiene que ser puesta de manifiesto a priori de la práctica y el Estado tiene que, a pesar de ello, garantizar el servicio. Si ello no es así, el médico se ubica del lado de la ilegalidad", cerró. 

Repasá la nota completa