Sociedad Iniciativa para competir con los shoppings

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer

Con miradas positivas y negativas, son pocos los comercios que se sumaron al programa "Ciudad de Siesta".
Avatar del

MDZ Sociedad

1/3
A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer(Alf Ponce / MDZ)

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer | Alf Ponce / MDZ

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer(Alf Ponce / MDZ)

A un mes de la prueba piloto, el horario corrido no termina de convencer | Alf Ponce / MDZ

Hace un mes comenzó el horario corrido en el centro mendocino. Una prueba piloto que en principio se extenderá hasta el 31 de julio. 

Un grupo de comercios adhirió al horario de atención al público de 13.30 a 16.30, una franja donde habitualmente no se encontraban locales abiertos. Si bien muchos dijeron estar a favor de la medida, especialmente durante el invierno, la ejecución no resultó fácil y no está conformando a la mayoría. 

Para el Centro de Empleados de Comercio la experiencia no fue exitosa. Según su nuevo titular, Fernando Ligorria, fueron muy pocos los comerciantes que se sumaron al horario corrido. No más de una treintena de negocios participó de este intento, dijo el sucesor de Guillermo Pereyra.

Hay locales que ya venían atendiendo en la siesta y les resulta conveniente, sin embargo otros creen que no tiene sentido porque el mendocino no "sacrifica" la siesta. 

Lo cierto es que la experiencia fue buena para algunos, principalmente aquellos cuyos locales están cerca de lugares turísticos más transitados. Y mala para otros que no tuvieron movimiento esperado durante la siesta.

"Nosotros ya abríamos antes de que impulsaran esta iniciativa, como estamos ubicados en la peatonal por donde pasan muchos turistas, el horario corrido nos viene muy bien", reconoció la encargada de un local que vende productos típicos regionales. 

 Por lo visto en esta primera semana de vacaciones de invierno, en general los comerciantes mendocinos no alteraron su formato comercial. Aquellos que abrían en la siesta mantuvieron este esquema y quienes no están dispuestos a cambiar el formato clásico siguen cerrando en la siesta.